Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Policía Nacional refuerza dispositivos de seguridad en áreas concurridas de Canarias para la temporada navideña

Policía Nacional refuerza dispositivos de seguridad en áreas concurridas de Canarias para la temporada navideña

La Policía Nacional ha intensificado los dispositivos en las zonas comerciales de Canarias durante la campaña de Navidad, con el objetivo de proteger al sector del comercio y a sus clientes. Esta acción se enmarca en el Plan Comercio Seguro y busca minimizar las infracciones penales que se cometen durante estas fechas contra los comerciantes y los ciudadanos que frecuentan las zonas comerciales.

Los dispositivos operativos específicos se concentran en zonas con aglomeraciones de personas, como las zonas comerciales y de ocio, los mercadillos navideños y las zonas de entretenimiento. Para llevar a cabo esta intensificación, se ha aumentado el número de agentes policiales, especialmente de presencia policial uniformada, lo que contribuirá a mejorar la seguridad ciudadana.

Además, el plan cuenta con la implicación de las delegaciones de Participación Ciudadana, que mantienen contacto permanente con los establecimientos y asociaciones representativas del sector comercial y sus potenciales clientes. Esta medida permite ofrecer un servicio presencial y una atención más eficaz a los comerciantes, y se distribuirán guías y trípticos elaborados por la Policía Nacional con consejos de seguridad.

Estas publicaciones incluyen consejos importantes para todas las fases del comercio, como la adquisición, transporte, distribución, venta, comercio online y medios de pago. También cuentan con información sobre modus operandi, actuación ante un hecho delictivo y formulación de denuncias.

Algunos de los consejos incluidos son priorizar el uso de medios de pago electrónico, disponer de detectores de billetes falsos, tratar los datos personales de acuerdo con la legislación vigente, tener una actitud vigilante, recurrir a profesionales habilitados por la Policía Nacional para instalar medidas de seguridad en los establecimientos, no manipular ningún objeto en caso de sufrir o presenciar un hecho delictivo, y no entrar en el local si se observa que la puerta está forzada o abierta, sino llamar al 091.