Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Incendio forestal de Tenerife podría haber dañado 60+ especies protegidas.

Incendio forestal de Tenerife podría haber dañado 60+ especies protegidas.

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 1 Sep.

El Gobierno de Canarias ha informado que el incendio de Tenerife, que comenzó el pasado 15 de agosto en Arafo y ha afectado a 14.624 hectáreas distribuidas en 12 municipios, podría haber dañado más de 60 especies protegidas.

El director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Miguel Ángel Morcuende, ha destacado la importancia ambiental del impacto del fuego en especies únicas de Canarias.

Entre las especies afectadas, destaca la Cheirolophus metlecsicsii (cabezón de Añavingo), que se encuentra en peligro de extinción y solo tenía dos núcleos poblacionales en todo el mundo.

Uno de ellos, ubicado en Arico, fue destruido en 2021 y hasta el momento no se han encontrado ejemplares en esa zona. El otro núcleo estaba en Añavingo, en Arafo, y sin duda ha sido afectado por el incendio.

Otras especies en peligro de extinción, como la Himantoglossum metlecsisianum (orquídea de Tenerife) y la jarrilla de Agache (Helianthemum teneriffae), también han sufrido las consecuencias del incendio.

El fuego ha arrasado un perímetro de 88 kilómetros del Parque Natural Corona Forestal, una zona de masa forestal de pino y vegetación de alta montaña que rodea al Parque Nacional del Teide. Este parque es el mayor espacio protegido de Canarias, abarcando un total de 46.613 hectáreas.

En la Corona Forestal habita una gran cantidad de endemismos amenazados, y se estima que el incendio ha afectado a 3.033,63 hectáreas de pinares endémicos, 1.860,03 hectáreas de brezales oromediterráneos endémicos y 703,42 hectáreas de brezales macaronésicos endémicos. También se han visto afectadas 172,06 hectáreas de laurisilvas macaronésicas endémicas.

Estas especies son hábitats de interés comunitario y su destrucción implica la pérdida de los ecosistemas donde viven otras especies como hongos, bacterias, invertebrados y aves, incluyendo especies de protección especial como el accipiter nisus granti (gavilán), el asio otus (búho chico) y el barbastella barbastellus (murciélago canario).

Por último, el pinzón azul, una especie vulnerable, también se encuentra en los pinares canarios, tanto naturales como repoblados, a una altitud superior a los 1.000 metros.