Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

El Supremo confirma millonaria indemnización por daños ambientales en canteras de Güímar.

El Supremo confirma millonaria indemnización por daños ambientales en canteras de Güímar.

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 Nov.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha emitido una decisión en el caso de los empresarios Antonio Plasencia y José Enrique Morales, conocido como el 'caso áridos', negando sus recursos y confirmando su condena. Como resultado, los empresarios deberán pagar una indemnización de 185 millones de euros por los daños medioambientales causados por la extracción de áridos en el municipio de Güímar.

La sentencia, obtenida por Europa Press, desestima los planes de restauración propuestos por los empresarios, ratificando así la decisión previa de la Audiencia Provincial. La sentencia sostiene que simplemente rellenar los agujeros no es suficiente, y en cambio incluye al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife como beneficiarios de la indemnización, en lugar del Ayuntamiento de Güímar.

Los empresarios alegaron una falta de defensa, argumentando que la cantidad de indemnización no estaba estipulada en la sentencia de 2016 de la Audiencia, sino que se determinó en un proceso posterior para su ejecución.

El Tribunal Supremo considera que el desastre ecológico en la zona trasciende los límites del municipio y por lo tanto es razonable que la cantidad se atribuya a administraciones superiores con mayor capacidad de planificación. Además, considera que los planes de restauración presentados son una simple ficción destinada a aparentar cumplimiento de la sentencia, ya que rellenar los agujeros tendría un impacto ambiental considerable que superaría los beneficios limitados.

Es importante destacar que estos informes de restauración ya fueron rechazados por el Gobierno de Canarias en octubre de 2020.

El caso judicial, que se inició en 2005 con una denuncia del abogado Carlos Álvarez en representación del público, también ha resultado en la condena de otros dos empresarios arenistas, Pedro Sicilia y Francisco del Rosario. Este último no participó en el acuerdo con la Fiscalía y fue enviado a prisión.