Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Organizaciones conservadoras urgen un enfoque integral para la inclusión y planes personalizados para migrantes.

Organizaciones conservadoras urgen un enfoque integral para la inclusión y planes personalizados para migrantes.

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Sep. - Organizaciones del Tercer Sector han reclamado este martes a las administraciones públicas seguir dando pasos hacia un modelo de atención integral para lograr la plena inclusión social de personas migrantes y sin hogar.

En una mesa de debate organizada por el Parlamento de Canarias en las 'Jornadas Conecta. Canarias-Europa' han reivindicado también la creación de itinerarios personalizados, estructuras de acompañamiento y que los sistemas de ayuda social tengan la misma consideración que los servicios educativos o sanitarios.

Alfonso Roque, director provincial de la Asociación Nuevo Futuro Las Palmas, ha indicado que su organización trata de ser "referencia" de acompañamiento a los migrantes, lo mismo que Canarias, que puede gestionar los recursos de forma "diferente".

Goretti Rodríguez, párroco y gerente de la Fundación El Buen Samaritano, ha indicado que tratan de "cambiar la mirada" sobre el fenómeno migratorio e implicando a todas las entidades públicas para tener una "respuesta concreta" a la realidad.

Ha comentado que se hacen "malabarismos" para atender a todas las personas que tienen necesidades, muchas de ellas "inmediatas", para a partir de ahí, realizar un "itinerario personalizado" para dignificar a los migrantes y que logren su independencia personal.

Ha apuntado también que muchos de los migrantes "quieren una oportunidad" e incorporarse al mercado laboral pero a veces no se les permite y pese a las necesidades que hay en la agricultura o el sector servicios.

Miguel Ángel Rojas, director territorial de la Fundación Don Bosco, ha reivindicado un servicio integral a las personas, tal y como ocurre con la educación o la sanidad, a modo de 'ventanilla única', de tal forma que todos los servicios se unifiquen. "Es lo que hemos intentado montar", ha apuntado.

En cambio, ha indicado que el sistema de bienestar social "funciona con competencias" repartidas entre administraciones y entidades públicas y en muchos casos, las personas vulnerables "se caen en el proceso" porque el sistema es muy costoso, con mucha presentación de documentos.

Rojas ha detallado que las limitaciones del sistema son "evidentes" y hay que tratar de evitar "muchas ventanillas" de tal manera que le han ofrecido al Cabildo de Tenerife "acabar con la fragmentación" a través del plan de personas sin hogar detectando perfiles, necesidades y construyendo "itinerarios tipo".

Ricardo Iglesias, secretario general de Cáritas de Tenerife, ha apuntado que hay que trabajar en un "modelo integral" que coordine a instituciones públicas y organizaciones del tercer sector, sin duplicar esfuerzos, y ve como un "reto" que no se hagan "respuestas parche" y que se coloque a la persona "en el centro" del sistema.

Asimismo ha indicado que hay que generar medidas que puedan apoyar a las personas migrantes pero de forma "concreta y singular" y entiende que las organizaciones deben seguir al frente "mientras tanto" se organiza todo el sistema de integración. "Somos los que estamos en el barro", ha señalado.

Iglesias ha dicho que "ojalá llegue el momento" en que las necesidades sociales sean igual de vistas como la sanidad o la educación y "no se vea normal" que una familia esté separada, no tenga vivienda o tenga dificultades para comer.

José María Zarraluqui, coordinador autonómico de Cruz Roja, ha apuntado que no pueden trabajar "solos" y hay que coordinar acciones entre asociaciones, dejando a un lado de forma progresiva un "trabajo por proyectos" en favor de otro sistema donde la persona "esté en el foco".

Así, ha señalado que hay que "escuchar" a la persona afectada y detectar su "vulnerabilidad" y si no es la organización adecuada, la deriva a otra más especializada, al tiempo que ha rechazado el modelo de atención "temporal" dado que las necesidades son "más largas" y no pueden depender de intervenciones acotadas en el tiempo.

Zarraluqui se ha mostrado a favor del "trabajo a largo plazo" y no entrar en una 'carrera' para captar proyectos y financiación, pues un proceso de integración "no es corto, lleva muchos años", dado que hay que hacer acompañamiento y seguimiento.