El fuego en Tenerife destruye una casa en Santa Úrsula, sigue en nivel 2 y obliga a 3.200 personas a evacuar.

El fuego en Tenerife destruye una casa en Santa Úrsula, sigue en nivel 2 y obliga a 3.200 personas a evacuar.

El incendio forestal en el norte de Tenerife sigue sin control. Hasta el momento, más de 40 hectáreas han sido afectadas y alrededor de 3.200 personas han sido evacuadas, principalmente de los barrios de La Corujera en Santa Úrsula y Pino Alto en La Orotava. Afortunadamente, no se han registrado heridos, aunque ha habido una vivienda quemada.

El consejero de Emergencias del Gobierno de Canarias, Manuel Miranda, y la presidenta del Cabildo de Tenerife, Rosa Dávila, han informado a los medios de comunicación sobre la situación. Han advertido que la noche será "tensa y complicada" debido a las altas temperaturas y los vientos que se esperan en dirección a la costa, con ráfagas de hasta 40 kilómetros por hora.

Miranda ha destacado que las condiciones climáticas son difíciles y que el dispositivo de extinción está en alerta ante cualquier eventualidad durante la noche. Ha pedido tranquilidad a la población, ya que la situación aún no está controlada y pueden ocurrir reactivaciones.

El consejero ha agradecido el buen comportamiento de las personas afectadas y ha elogiado la colaboración de las instituciones públicas y las fuerzas de seguridad. También ha resaltado la labor de la UME (Unidad Militar de Emergencias), que ha actuado de forma rápida y ejemplar.

Por su parte, Dávila ha indicado que se mantiene el nivel 2 de emergencia y se han activado todos los recursos aéreos y terrestres disponibles. En total, hay nueve helicópteros y un dispositivo de 94 efectivos, que aumentarán a 120 el viernes, con el apoyo de la UME y los bomberos para controlar las áreas urbanas cercanas al incendio.

La presidenta ha hecho un llamado a la población para que mantenga la cautela y la prudencia, ya que las llamas pueden alcanzar grandes dimensiones debido a la ola de calor que afecta a la isla. Ha advertido que podrían ocurrir situaciones similares a las de la noche anterior.

Pedro Martínez, director de extinción del Cabildo, ha informado que los puntos calientes están aumentando en el perímetro del incendio y si entran en contacto con combustible, pueden arder. Se muestra preocupado por la próxima noche, ya que se esperan vientos que podrían generar nuevas llamas en zonas con restos de vegetación.

Los recursos aéreos se concentran principalmente en la zona de Mamio en La Orotava, mientras que los terrestres se encuentran en Santa Úrsula y algunos rebrotes en Ravelo (El Sauzal). Sin embargo, la zona de Las Charquitas, donde se originó el fuego, es inaccesible debido a la caída de árboles y la inseguridad de las pistas para los trabajadores de extinción.

Candelaria Delgado, consejera de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, ha anunciado el cierre del albergue del Quiquirá en La Orotava, que albergaba a personas mayores. Estas personas han sido reubicadas en otros lugares y solo se mantiene abierto el albergue del pabellón de Santa Úrsula. También se está trabajando con la familia de Santa Úrsula que perdió su vivienda para encontrarles una alternativa de alojamiento. Además, se ha cerrado el centro sociosanitario de La Corujera.

Tags

Categoría

Islas Canarias