Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

La incautación de cocaína en Tenerife desmantela red del cartel de Sinaloa en España.

La incautación de cocaína en Tenerife desmantela red del cartel de Sinaloa en España.

En un golpe contra el narcotráfico, la Policía Nacional logró incautar 1,800 kilos de metanfetamina, evitando que el cartel mexicano de Sinaloa utilizara España como plataforma para distribuir esta peligrosa droga en otros mercados europeos. Esta operación se vincula con la interceptación a principios de 2023 de 24 kilos de cocaína escondidos en lavadoras en Tenerife, que se conectó con el principal punto de abastecimiento de 'cristal meth'.

La UDYCO de la Policía logró detener a cinco personas, incluido el líder de la organización desarticulada, un mexicano que residía en un chalet aislado en Villena, Alicante, donde se escondía el principal punto de abastecimiento de drogas de síntesis en Europa.

El valor de los 1,800 kilos de metanfetamina incautados asciende a varias decenas de millones de euros, representando la mayor intervención en España y la segunda en Europa. Esta operación se atribuye al intento del cartel de Sinaloa de buscar nuevas rutas debido a la presión policial en otros países europeos para evitar la distribución de esta droga peligrosa que, afortunadamente, no tiene un consumo masivo en España.

Expertos en narcotráfico señalan a este cartel mexicano como el líder en la distribución mundial de metanfetamina, una droga consumida principalmente en países del centro y norte de Europa, incluidos el Reino Unido y Australia.

Además del líder mexicano residente en Villena, se detuvo a cuatro españoles y una mujer rumana considerados 'narcotransportistas'. Estos individuos usaban furgonetas modificadas para ocultar la droga y transportarla.

La investigación continúa abierta y los investigadores no han proporcionado más detalles sobre la red de distribución de metanfetamina. Aún se desconoce si la droga ingresó a España a través del puerto de Valencia u otra vía.

La investigación se inició al descubrir 24 kilos de cocaína en lavadoras a principios de 2023. Se identificó a los responsables del envío, revelando que se utilizaba una empresa de logística en el sur de Madrid para realizar los envíos ocultos en electrodomésticos.

Gracias a la detección de una furgoneta con 224 kilos de droga, se llegó al chalé de Villena donde se hallaron los otros 1,500 kilos de metanfetamina y se arrestó al mexicano enlace del cartel de Sinaloa. Se realizaron registros en Villena y Puzol, donde se confiscaron drogas, elementos de comunicación, documentación, un arma detonadora y dinero en efectivo, incluido un billete marcado como parte del sistema de acreditación de operaciones criminales.