Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Incendio de Tejeda (Gran Canaria) controlado después de afectar 480 hectáreas.

Incendio de Tejeda (Gran Canaria) controlado después de afectar 480 hectáreas.

El Cabildo de Gran Canaria ha informado este jueves de que se ha dado por controlado, a las 19.30 horas, el incendio forestal que comenzó en El Cortijo de Huertas, en el municipio de Tejeda, el 25 de julio.

El incendio que a las 00.40 horas de este jueves se había dado por estabilizado, ha podido ser declarado ahora como controlado tras afectar a unas 480 hectáreas aunque, matiza el Cabildo en un comunicado, que "no toda esta superficie ha sido quemada", ya que se aprecian "muchas zonas" en las que el fuego ha tenido una intensidad "muy baja", quedándose solo en superficie sin apenas afectar al pinar.

Esto ha permitido también que se haya podido abrir la GC-130, que hasta el momento era la única carretera que permanecía cerrada, mientras que los vecinos de La Caldera de los Marteles, Los Bucios y Cuevas Blancas han podido regresar también a sus viviendas.

De todos modos, desde el Cabildo de Gran Canaria se pide prudencia a los transeúntes, ya que los medios continúan actuando en la zona del incendio hasta su completa liquidación.

Finalmente, sobre la afección que ha tenido el fuego en infraestructuras, se expone que a la espera de la inspección de todas las zonas solo se tiene constancia de una vivienda afectada y que se encuentra situada en el cruce del Pico de las Nieves con la GC-130 pero no descartan que pueda haber otros inmuebles afectados dentro del perímetro.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha querido felicitar a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad y extinción que han trabajado para sofocar el incendio, apuntando que el fuego se originó en una de las zonas de "mayor riesgo y más peligrosas", con un potencial "enorme".

Sin embargo, resaltó el "enorme trabajo" realizado por los equipos, lo que dijo que "unido a los trabajos preventivos que se hacen a lo largo del año y a unas condiciones meteorológicas no muy desfavorables ha permitido que la afección del fuego fuera mucho menor de la que en un primer momento se temía".