Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

El PSOE alerta sobre la precarización de ayuda a las víctimas de violencia de género debido a recortes en el Cabildo de Tenerife.

El PSOE alerta sobre la precarización de ayuda a las víctimas de violencia de género debido a recortes en el Cabildo de Tenerife.

El grupo socialista en el Cabildo de Tenerife ha denunciado que el "importante recorte" en los Presupuestos de la Corporación en materia de Igualdad pone en riesgo la atención a las mujeres y a sus hijos víctimas de violencia machista que se presta desde la Institución.

La consejera Marian Franquet ha señalado que no tiene ningún sentido que en unos presupuestos expansivos, aprobados por CC, PP y VOX, en los que se crece un 10% de forma global justo se vaya a recortar en políticas de Igualdad y que se ponga en riesgo algunas acciones del propio Cabildo en apoyo a la protección de las mujeres víctimas de violencia de género.

"Todo ello en un contexto donde el machismo y la violencia hacia las mujeres se ve acrecentado con semanas como la que acaba de pasar con el asesinato de cuatro mujeres y de una niña, sin olvidar la mujer del Sur de Tenerife que sigue hospitalizada tras el incendio de su casa ocasionado por su expareja", indicó la consejera socialista.

En cuanto a las reducciones, Marian Franquet destacó que la política de Igualdad del Cabildo ha sufrido los mayores recortes de la última década y detalló que el programa Tenerife Violeta ha pasado de un presupuesto de 865.304 euros en 2023 a 822.490 en 2024, lo que supone una bajada del 5%.

Franquet añadió que el presupuesto del área de Igualdad (sin contar con el dinero destinado a Diversidad) ha pasado de 1.606.231 en 2023 a 1.462.981 en 2024, lo que representa un 9% menos. Y en el caso de la red de violencia de género la reducción es de más de 1,2 millones de euros, al pasar de 11.932.433 en 2023 a 10.725.499 en 2024.

La consejera incidió en que tras la presentación de los presupuestos, CC y PP presentaron una enmienda para incrementar esta aportación en 324.544 euros, lo que sigue suponiendo una reducción de casi 900.000 euros en la red de violencia de género.

"Pese a que pretendan disimular esta reducción con anuncios de nuevos servicios, lo cierto es que se ha producido un importante recorte en esta materia y que no es algo aislado o casual porque en el Gobierno de Canarias, donde gobiernan también CC y PP, se ha producido el mismo recorte", explicó Franquet.

La consejera insistió en que estos detrimentos "se corresponden con las posiciones políticas de las derechas, tanto en el Gobierno de Canarias como en el Cabildo de Tenerife, donde vemos cómo la primera mujer que preside la Institución toma decisiones antifeministas".

"Esto ocurre en un momento en el que se hace imprescindible aumentar los recursos existentes así como abrir nuevas líneas de actuación más especializadas y certeras que el grupo socialista aportará próximamente con distintas acciones políticas", agregó la que fuera consejera de Acción Social del Cabildo.

Con estos presupuestos, según la consejera, "el Cabildo renuncia a la ampliación de la red de atención y a la especialización de la misma que debiera dar respuesta, también, a las diversidades de mujeres mayores, con discapacidad o racializadas".

"Desde el grupo socialista en el Cabildo de Tenerife tememos que estas decisiones políticas sean el inicio de una senda negacionista de la violencia de género o de la necesidad de acciones para el fomento del objetivo de la igualdad real que la sociedad reclama", agregó.

Marian Franquet señaló que en Tenerife se atienden, anualmente, a casi 6.000 mujeres que acuden a algunos de los recursos de atención a las víctimas. Y resaltó, igualmente, que se asisten a un importante número de menores que también son víctimas de esta violencia.

"El Cabildo de Tenerife, con estos presupuestos, renuncia a mejorar la red de atención y a seguir trabajando en la raíz de la desigualdad para erradicarla porque esta reducción presupuestaria limitará el alcance de los programas, proyectos y actuaciones emanadas de los ejes estratégicos", defiende la consejera socialista.

A juicio de Franquet, "esta reducción del presupuesto en estas políticas es la continuidad de una serie de decisiones estratégicas en el propio Cabildo de Tenerife que van en contra de las políticas feministas".

Marian Franquet denunció, además, que una de las primeras decisiones de Rosa Dávila al asumir la Presidencia del Cabildo haya sido que el área de Igualdad pasase de ser una Consejería Delegada, dependiente de la Presidencia, a una Dirección Insular, bajando en el escalafón de rangos de responsabilidad política.

Además de esta bajada en el escalafón, a esta Dirección Insular se le añade la Diversidad. "Esto es, una misma persona para atender a dos realidades que, si bien son políticas claramente necesarias, son totalmente distintas. Con esta medida se confunden y diluyen", consideró Franquet.

En su opinión, "esta medida es especialmente sangrante cuando la presidenta Rosa Dávila sí ha creado una Consejería con Delegación Especial en Educación para la Prevención. Con estas decisiones pudiera parecer que las políticas de igualdad no fueran tan necesarias para el actual gobierno, o que se hace un reparto 'a medida' de áreas y responsabilidades según los intereses de las personas con las que cuenta".

Para Franquet, otra decisión tomada por la presidenta y que representa igualmente un retroceso en Igualdad es la no ocupación de ninguna de las Vicepresidencias por ninguna mujer.

A su juicio, "esta es una política en la que solo se intenta visibilizar la participación política de las mujeres en la presidenta, invisibilizando al resto y menguando la participación real y el acceso a puestos de 'poder' o 'influencia' de las mujeres que, efectivamente, son la mitad de la población; por lo que deberían ostentar la mitad de los cargos políticos de relevancia en el Cabildo también".