Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

El devastador incendio en Tenerife causa estragos valorados en 146,4 millones de euros.

El devastador incendio en Tenerife causa estragos valorados en 146,4 millones de euros.

El pasado mes de agosto, se produjo un devastador incendio forestal en la isla de Tenerife que ha dejado un rastro de destrucción a lo largo de doce municipios. El informe encargado por el Gobierno de Canarias revela que el incendio ha causado daños valorados en 146,4 millones de euros.

El Gobierno de Canarias, consciente de la gravedad de la situación, encargó urgentemente este informe el 28 de agosto, cuando el incendio alcanzó el nivel de Emergencia Nivel 1, según lo estipulado en el Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Incendios Forestales en la Comunidad Autónoma (INFOCA).

El informe realizado por el Gobierno de Canarias ha evaluado los costes derivados del incendio, incluyendo pérdidas materiales, daños patrimoniales, externalidades negativas y costes extraordinarios para la regeneración medioambiental.

El análisis de los daños causados por el incendio abarca infraestructuras, cultivos y actividades pecuarias. También se realiza una estimación de los costes derivados de la extinción del incendio y las tareas de regeneración del entorno.

En cuanto a las infraestructuras, el informe detalla las pérdidas sufridas en canalizaciones de aguas, senderos agrícolas, cortafuegos, instalaciones eléctricas, balsas, señalización vial, carreteras agrícolas y forestales dañadas por la maquinaria pesada utilizada en la extinción del incendio, entre otros.

El informe también cuantifica los daños en explotaciones agrícolas, abarcando los cultivos de viñedos, forrajes y frutales, así como las pérdidas de cosechas, animales e instalaciones. También se incluyen los costes de abastecimiento de agua por parte de los equipos de extinción.

En el caso de las explotaciones ganaderas, se han evaluado las posibles pérdidas, así como los gastos generados por la alimentación de los animales durante el incendio y la posterior recogida y tratamiento de los cadáveres.

Desde el punto de vista medioambiental, el informe también tiene en cuenta los costes adicionales necesarios para restaurar y regenerar la masa forestal y su ecosistema. Se incluyen medidas para evitar la erosión del suelo, limpieza y encauzamiento de barrancos y áreas de escorrentía, así como actividades de repoblación a medio y largo plazo en las zonas afectadas.

En conclusión, el incendio forestal en la isla de Tenerife ha dejado un considerable impacto económico y medioambiental. El informe encargado por el Gobierno de Canarias proporciona una evaluación detallada de los daños y los costes necesarios para la recuperación de la región.