Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Ángel Víctor Torres admite comunicación con Koldo, pero niega coerción en contratación

Ángel Víctor Torres admite comunicación con Koldo, pero niega coerción en contratación

El ministro de Política Territorial y expresidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha salido a la palestra este lunes para aclarar cualquier duda sobre su supuesta influencia en la firma de contratos con empresas relacionadas con el asesor del exministro José Luis Ábalos, Koldo García Izaguirre.

Durante su comparecencia en la comisión de investigación del Congreso sobre los contratos durante la pandemia del Covid-19, Torres admitió haber mantenido "contactos institucionales" con García, pero enfatizó que en ningún momento dio órdenes o presionó para favorecer a una empresa en particular.

El Ministro explicó que conocía a García como asesor de Ábalos, al igual que a otros miembros del Ministerio de Transportes, pero aseguró que una vez que dejó de ser asesor, cortó toda relación con él.

"Para que quede claro, nunca se me solicitó ordenar la contratación de ninguna empresa por parte de ninguna persona del Ministerio de Transportes", aclaró Torres en su intervención.

El ministro también hizo hincapié en que ya mantenía contactos con los asesores de Transportes desde antes de ser presidente canario, cuando ocupaba el cargo de consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, como parte de las gestiones para el Convenio de Carreteras.

En cuanto a las compras de mascarillas a la empresa Soluciones de Gestión, Torres defendió que el material llegó a tiempo y a un precio menor que en otras comunidades autónomas, refiriéndose a la gestión de su jefe de gabinete, Antonio José Olivera.

El Ministro dejó claro que nunca dio instrucciones para contratar con una empresa en particular, ya que esos procesos se rigen por criterios técnicos y reglados.

Ante las preguntas del Partido Popular sobre su relación con Ignacio Díaz Tapia, investigado por el caso Koldo, Torres afirmó no tener conocimiento de él y defendió que han transcurrido cuatro años desde aquella situación de crisis sanitaria.

El ministro aseguró que recibe cientos de llamadas, pero jamás ha utilizado su posición para favorecer a una empresa en concreto, ni tiene intención de hacerlo en el futuro. "Nunca lo he hecho, y nunca lo haré", sentenció Torres.