• sábado 08 de octubre del 2022

Valladares (CSIC) afirma que la rebaja de 20 céntimos a la gasolina en España refleja "falta de valentía"

img

El catedrático de la Universidad Pompeu Fabra Josep M. Antó Boqué afirma que en medicina "hay que meditar en aquello que favorece" a la salud humana y al mundo

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 Jul.

El ecólogo del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Fernando Valladares, ha considerado este viernes que la medida del Gobierno central de liquidar 20 céntimos el valor de la gasolina para los ciudadanos refleja la "falta de valentía" para emprender el inconveniente primordial que es el de "ir dejando de usar los comburentes fósiles".

Valladares ha subrayado, en afirmaciones a los cronistas antes de formar parte en unas jornadas sobre el cambio climático y la salud en el Colegio de Médicos de Las Palmas, que las medidas específicas "pasan por achicar la utilización de los comburentes fósiles", algo en lo que ha considerado que el Gobierno de España, como otros, "no" se acaban de atrever.

Y exhibe de esto reciente, ha dicho, es la rebaja de la gasolina "indiscriminada", que más allá de que ha considerado que en ciertos campos puede estar "muy justificada", el que sea para "todo" el planeta "refleja falta de valentía" para emprender el inconveniente primordial que "es ir dejando de usar los comburentes fósiles".

Además ha señalado que la invasión de Rusia a Ucrania fué una "clase de prueba del algodón" en lo que se refiere a lo verde que es Europa, y que mostró "crudamente la dependencia" que hay a los comburentes fósiles. "En este preciso momento se están tratando eludir cualquier clase de elementos procedente de Rusia y se buscan resoluciones que no lo son", apuntilló.

A modo de ejemplo, ha expuesto que España está usando gas estadounidense, que se encuentra dentro de las cuestiones que se había "decidido hace unos años que no" se iba a realizar; al tiempo que Alemania está reconsiderando arrancar las centrales térmicas fundamentadas en carbón, "en el momento en que el carbón es la manera mucho más contaminante de producir energía y de ahí que se ha descartado en numerosos países".

Todo ello, ha añadido, después que en países como España se optase por ir desmantelando el campo minero del carbón pues "para la energía que genera es muy contaminante". En este sentido, aseguró que había un convenio en todo el mundo, más que nada en países desarrollados, para ir desmontando la industria de carbón, no obstante la agencia en todo el mundo de energía ha aceptado que "jamás en la raza humana se ha usado tanto carbón como en este momento".

Esto Valladares lo definió como "hipocresía estructurada" en lo que se refiere a que los países se 'engañan' igualmente para organizarse "entendiendo que las cosas van bien, que Europa es verde, que se hace lo que toca en materia ambiental"; no obstante, ha matizado que "no" se está "realizando y para prueba mucho más reciente el llegar a decir que la nuclear y el gas son energías verdes para lograr tener apoyos económicos y abastecimientos a todo ese mercado energético que no es sostenible ni verde. Llamarle una cosa a eso que no es".

De este modo, ha apuntillado "no" se avanza, se marcha "hacia atrás en un sendero bien difícil, que va a sospechar sacrificios", pues el cambio climático "ahora está aquí" y tiene su encontronazo en la salud humana y el campo económico.

Ante ello, ha matizado que las resoluciones "coyunturales, los intentos de llevar a cabo milagros y malabarismos de sostener los comburentes fósiles pero por otra parte procurar ser mucho más verdes y sostenibles, no marcha". Para el científico del CSIC la estrategia pasa por el "decrecimiento en varias cosas que tienen una huella de carbono muy grande" con la intención de "poder medrar en lo que es esencial como derechos humanos".

Así ha expuesto que los objetivos que se recogen en la Agenda de Desarrollo Sostenible se marchan "retrasando" pues se pone "bastante foco al desempeño económico medido en entidades monetarias de PIB", lo que ha advertido "depaupera de manera significativa a todos, eso es lo que hay que mudar".

En cuanto a las dolencias que deja el cambio climático en el humano, Valladares ha mencionado ciertas como dado que los capítulos de polución "acentúan" sus efectos en las alergias, asmas, el sistema cardiorrespiratorio, en "todos y cada uno de los puntos que deban ver con el desempeño sistémico del organismo".

Asimismo, aseguró que la subida de la temperatura "está reduciendo" las horas "eficientes" de trabajo globalmente, teniendo esto su efecto en el PIB pues "muchas personas trabaja sobre temperaturas fisiológicamente aguantables". A ello, añade, que la sequía y las crecidas de agua extremas hacen que "colapse varios" sistemas agrarios.

Además hizo hincapié en los movimientos migratorios, apuntando que "mucho más de la mitad de ellos están disparados" por el cambio climático, señalando que se estima que para mediados de este siglo "el cambio climático va a poner en movimiento 216 miles de individuos por estas causas, el doble de la gente que se movieron en la II Guerra Mundial".

En este sentido, ha expuesto que el cambio climático "lo que hace es amplificar" inconvenientes que ya están y en la situacion de los movimientos migratorios ha considerado que hay 2 tipos, las de todo el mundo donde ha matizado que "hay una casuística y una legislación"; y el "menos impresionante" el que se genera dentro de un país, donde la gente "no tienen figuras de protección y están considerablemente más desamparadas que los que vienen de un país a otro".

El cambio climático, ha dicho, "está desplazando" a diferentes escalas a la gente, que va desde lo local, regional hasta en todo el mundo, y es lo que comprende debe abordarse desde un aspecto jurídico, económico, entre otros muchos.

Por su parte, el copresidente Lancet Countdown Europe, catedrático en la Universidad Pompeu Fabra y integrante de la ISGlobal, Josep M. Antó Boqué, ha manifestado que el nivel de salud de hoy "no es sostenible" para las generaciones futuras, por este motivo comprende que en medicina "hay que mudar la forma de meditar y hay que meditar en aquello que favorece" a la salud humana y al mundo.

Sobre ello, ha apuntado que "no" se puede perseguir el proseguir con una salud como la de en este momento en el momento en que "cada vez" hay mucho más tecnología "delicada, que va realmente bien pues extiende la vida, pero le quita la vida a las generaciones que van a venir" por el hecho de que se hace "a costa de la salud del mundo".

Boqué se ha referido asimismo a una investigación que efectuó en los comienzos de la pandemia del Covid-19 sobre el calentamiento global y donde el coronavirus se ponía como una patología de la era del antropoceno --modificación global desde mediados del siglo XX--.

Añade que hay evidencia a nivel científico en lo que se refiere a que los procesos de deforestación, primordialmente en zonas de enorme variedad de especies salvajes, "estimula el salto de virus de animales salvajes a personas, es la situacion del ébola y muchas otras" y, "lo mucho más posible" es que este sea el origen del Cóvid-19.

Finalmente, el presidente del Colegio de Médicos de Las Palmas, Pedro Cabrera, ha defendido la "pelea" de los expertos de la medicina contra el cambio climático por el hecho de que "es medicina precautoria", lo que ha expuesto es "un deber ético" de los sanitarios.

Más información

Valladares (CSIC) afirma que la rebaja de 20 céntimos a la gasolina en España refleja "falta de valentía"