• jueves 29 de septiembre del 2022

Valbuena acepta "angustia" con el cambio climático y informa de que el mensaje "no está calando" en los municipios

img

Cerca del 2% de la población canaria va a ser realojada antes del año 2100 y la afección al PIB va a ser del 11% de forma anual si no se toman medidas

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 Jul.

El asesor de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, ha aceptado este viernes que siente "angustia" y agonía" toda vez que examina un informe sobre el futuro climático del archipiélago y ha advertido de que en los municipios, por el momento, "no está calando" el mensaje.

En una comparecencia a solicitud propia en comisión parlamentaria para concretar las conclusiones del emprendimiento PIMA (Plan de Impulso al Medio Ámbito) Adapta Costas Canarias, ha comentado que las previsiones para las islas "están por arriba" de los niveles mucho más fatalistas para 2050 y 2100.

Ha advertido de que "la situación no se está revirtiendo y puede empeorar" y por este motivo, ha señalado que alén del "consenso", que es esencial, hay que comenzar a "accionar" y que los futuros gobiernos sigan con exactamente la misma tarea que su Ejecutivo.

Así, indicó que si se aprueba la ley contra el cambio climático ahora va a haber "herramientas" para tomar medidas.

Valbuena ha comentado que la subida del nivel de mar, de la temperatura y la erosión va a ser mayor en la Macaronesia que en los territorios continentales y afectará singularmente a la actividad turística y los endemismos del archipiélago.

El asesor ha avalado el informe por el hecho de que "desciende" la verdad global en las islas merced al superordenador Teide del ITER y entre las primordiales conclusiones ha señalado que cerca del 2% de la población deberá ser realojada al vivir en la costa --prácticamente 46.000 personas-- va a haber dolencias en 50 hectáreas de cultivo, 220 residenciales o 176 de equipamientos y en rutas y puertos.

Por ejemplo, ha comentado que la planta potabilizadora de Puerto del Rosario (Fuerteventura), la central térmica de Las Salinas o el campo de aviación de Lanzarote deberán ser resituados antes del año 2100.

Ha dicho asimismo que cerca del 45% de las playas canarias se van a ver perjudicadas, lo mismo que 38 Bienes de Interés Cultural (BIC), destacando que las islas orientales, y epecialmente la de Gran Canaria, van a ser las mucho más perjudicadas.

Desde el criterio económico ha comentado que las consecuencias para el PIB van a ser de un 11%, unos 4.500 millones cada un año, algo que se puede mitigar si el 2% de la economía canaria, tanto la pública como al privada, se orientan a la transición ecológica.

Valbuena ha comentado asimismo que se prevé que la temperatura media en el archipiélago suba entre 3ºC y 4,5ºC hasta 2100, en el momento en que el acuerdo de París lo limita a 1,5ºC, entre 60 y 80 noche por año en las que "no se va a poder reposar" por el calor y hasta 95 días de temperaturas extremas por año por los 26 recientes, a eso que suma un descenso del 20% en las precipitaciones.

Ha comunicado que la Consejería y el Parlamento van a organizar en el mes de septiembre unas jornadas monográficas sobre el cambio climático en Canarias y que su departamento va a hacer un informe afín amoldado a Cabo Verde a fin de que conozcan los peligros a los que se combaten.

Ricardo Fernández (Cs) ha comentado que los datos son "alarmantes" y también supone que los territorios tienen que tomar medidas para "atenuar" los efectos del cambio climático, utilizando los fondos y medios profesionales del Gobierno central y la UE.

Ha comentado que el Gobierno canario debe coger el "liderazgo" en este campo y por este motivo, ha demandado el traspaso de competencias en las costas pues "aún no se ha producido" a pesar de que se encontraba puesto en compromiso para el 1 de julio.

Jesús Ramos (ASG) ha advertido de que los datos del informe son "aciagos" para Canarias con lo que "no hay instante para dudar y comenzar a accionar", ya que el 2% de la población deberá ser realojada.

Ha dicho que la pérdida de un 11% del PIB va a ser "horrible" para la economía de las islas, agravada por la pérdida de playas que producirá un mensaje negativo en los mercados transmisores de turistas, y se ha preguntado si va a haber fondos estatales para contribuir a las costas contra el cambio climático.

Manuel Marrero, representante de Sí Podemos, ha comentado que este informe "hace meditar en la Canarias en 50 o 70 años" y deja charlar de "dolencias específicas" a las islas fruto del cambio climático.

Ha correcto que las medidas de "adaptación" son las "mucho más esenciales" para el archipiélago, resaltando que los ecosistemas insulares son los mucho más atacables en oposición al cambio climático.

Así, ha apelado a "llevar a cabo pedagogía" en las ubicaciones mucho más perjudicadas y llegar a acuerdos y proyectos en un largo plazo ajeno de cada Legislatura, introduciendo "repensar" la planificación territorial para eludir creaciones en acantilado o como salvaguardar las infraestructuras para el futuro.

Luz Reverón (PP) indicó que la situación es "trágica" y por este motivo, hay que argumentar lo que va a acontecer en las ubicaciones mucho más críticas por el hecho de que "Canarias va a mudar" en las próximas décadas, con 147 playas turísticas bajo riesgo.

Ha señalado que si las playas son un "atrayente" de las islas, "las cosas van a mudar" desde el criterio económico, señalando que la ciudadanía debe ser "consciente" de lo que pasa.

"Hay que tomar medidas en un largo plazo y eso necesita de un consenso global, esto no posee ideología ni matiz político", ha comentado.

Reverón piensa que aún "hay tiempo para realizar algo" y ha defendido que la primera medida es reportar a la población sobre las ubicaciones mucho más perjudicadas.

Beatriz Calzada (CC-PNC) se ha planteado si "verdaderamente" se tienen la posibilidad de tomar medidas para mitigar los efectos del cambio climático o si la situación que detalla el informe es "un sí o sí".

Ha exhibido su preocupación por la afección al turismo canario, que sería una "catástrofe", por eso haya pedido trabajar en la "diversificación" de la economía, y asimismo sobre la población y las infraestructuras.

Calzada ha instado a "tomar resoluciones" ya que 2050 "es pasado mañana", poniendo como un ejemplo que hay que suspender planeamientos en varias zonas para eludir que prosigan medrando y al tiempo desarrollar otros núcleos para los realojos.

Ventura del Carmen, del Grupo Socialista, dijo que el Gobierno fué "valeroso" al hacer un diagnostico el inconveniente que tiene Canarias con el cambio climático, y una vez reconocido el "susto", en este momento toca tomar medidas.

Ha dicho que el anteproyecto de ley de cambio climático ahora incluye medidas para atenuar los efectos y solicitado "mentalizar" a la población y a todas y cada una de las instituciones públicas para tomar en consideración que hay que llevar a cabo "cambios" urbanísticos.

Más información

Valbuena acepta "angustia" con el cambio climático y informa de que el mensaje "no está calando" en los municipios