• martes 31 de enero del 2023

Unidas Podemos espera que el nuevo TC les dé la razón por el escaño de Alberto Rodríguez y que Batet sea "congruente"

img

Ten en cuenta que la presidenta contradijo el método de los letrados de la Cámara y que el Supremo no ordenó la retirada del acta

MADRID, 6 Ene.

Unidas Podemos espera que el nuevo Tribunal Constitucional, ahora con mayoría progresista, dé la razón al exdiputado 'morado' Alberto Rodríguez, que fue desposeído de su escaño en el mes de octubre de 2021 tras ser culpado por el Tribunal Supremo, y que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, sea "congruente" en el momento en que el tribunal de garantías acepte el recurso anunciado por el perjudicado.

El Supremo condenó a Rodríguez el 7 de octubre de 2021 por un delito de atentado a un agente de la autoridad que había tenido sitio en 2014. Le impuso una lástima de un mes y medio de prisión que fue reemplazada en el fallo por una multa de 540 euros y otra auxiliar de inhabilitación particular para el derecho de voto pasivo (ser seleccionable) a lo largo del mismo tiempo.

En un primer instante, la Mesa del Congreso, con mayoría de PSOE y Unidas Podemos, se inclinó por sostener a Rodríguez en su escaño apoyándose en un informe de los servicios jurídicos de la Cámara que mantenía que la sentencia no debía tener efectos plus penales puesto que, según su interpretación, la pena de prisión, que si habría conllevado la pérdida del acta, había sido reemplazada por una sanción que el diputado ahora había comprado.

El PP y Vox defendieron en todo instante que Rodríguez debía parar de ser diputado y, tras la primera resolución de la Mesa, el presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, dirigió un trabajo a Batet pidiéndole que remitiera al Alto Tribunal el informe sobre la fecha de comienzo de cumplimiento de la pena de inhabilitación particular para el derecho de voto pasivo impuesta a Rodríguez.

Esto llevó a Batet a reunir nuevamente a la Mesa, donde PSOE y Unidas Podemos apoyaron soliciar aclaraciones al Supremo sobre la llegada de la sentencia. Marchena respondió exactamente el mismo día descartando cualquier fallo en la sentencia y remarcando que la inhabilitación particular para el ejercicio del derecho de voto pasivo (ser candidato en unas selecciones) es una lástima auxiliar "obligada" y que el Supremo no está para asesorar a otros órganos del Estado.

Tras esta contestación, Batet resolvió realizar la sentencia, Rodríguez se quedó sin escaño y después presentó un recurso de amparo frente al Constitucional que aún está pendiente de resolución. Poco tras dejar el Congreso, Rodríguez dejó Podemos y el mes próximo de mayo competirá por la Presidencia de Canarias adelante de una interfaz llamada Proyecto Drago.

En una entrevista a Europa Press, el representante adjunto de Unidas Podemos, Enrique Santiago, critica la tardanza del TC en pronunciarse sobre ese recurso y se expone convencido de que avalará los razonamientos de Rodríguez.

"Espero lo vea próximamente, está claro que hay una urgente necesidad pues se marcha a terminar la legislatura y si no se restituye el escaño de Alberto en esta legislatura no se va a poder volver a poner jamás", esgrime el asimismo dirigente de Izquierda Unida.

Santiago no posee "ninguna duda" de que se "le va a dar la razón y se le deberá devolver el escaño". "Ese fue el método que sostuvieron los servicios jurídicos del Congreso: que la sanción que se le impuso, en un trámite muy discutible, ahora se encontraba cumplida con el pago de la multa", afirma.

"Los letrados sostenían que era una sanción sustitutoria y que no procedía, no ahora ninguna separación de su escaño, sino más bien no la suspensión en el transcurso de un preciso periodo de tiempo de tiempo del ejercicio de su tarea, una oportunidad que contempla el Reglamento", enseña Santiago.

El diputado de Unidas Podemos influye en que el Supremo "jamás puso por escrito que había que privar del escaño" a Rodríguez. "Nos llama la atención mucho, la presidenta tomó una resolución que no correspondía. Al final lo triste de o sea que la única institución que dijo que hay que privarle del escaño es la presidenta de la cámara pues el Supremo no lo dijo, los servicios jurídicos del Congreso no lo dijeron y la sentencia tampoco lo ha dicho", abunda.

Santiago añade que "va a haber que ver exactamente en qué términos de acepta el recurso" y si hay "algún pronunciamiento sobre eso" pero ahora avanza que Batet "deberá ser congruente".

Más información

Unidas Podemos espera que el nuevo TC les dé la razón por el escaño de Alberto Rodríguez y que Batet sea "congruente"