• domingo 14 de agosto del 2022

Una lechuza se está recuperando en La Tahonilla de una infección

img

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 6 Ago.

Un ejemplar de lechuza común (Tyto alba) que fue encontrada en el concejo de Güímar fué devuelta a su hábitat natural tras ser recuperada de una infección en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Tahonilla, ligado del Cabildo de Tenerife.

La lechuza ingresó en el Centro el pasado 26 de julio con debilidad aparente por patología. Tras un análisis mucho más completo por la parte de los veterinarios del Centro se determinó que el ave padecía una enorme infección en el esófago causada por las bacteria Escherichia coli y Tritrichomonas foetus.

Tras unos días de régimen, la lechuza recobró su estado de salud y el aparato de La Tahonilla estimó que era el instante de devolverla a su hábitat. El ejemplar se liberó el día 1 de agosto en el concejo de Güímar, en la región de Siete Lomas, de la mano del personal del Centro de Recuperación.

Para las aves nocturnas es primordial que la liberación sea próxima al atardecer y, en la situacion de las lechuzas de Tenerife, los acantilado y barrancos ribereños con áreas de cultivo próximas forman los primordiales entornos.

La lechuza común está clasificada como una clase 'vulnerable' gracias a la visible disminución de sus ciudades. Las causas de este ocaso se tienen que más que nada al empleo abusivo de plaguicidas y rodenticidas anticoagulantes, que causan la desaparición de estos animales por envenenamientos secundarios.

La lechuza común es un ave que en periodo de cría nutre a sus pollos con cuando menos 4 o cinco ratones diarios. Esto prueba el control biológico que desarrollan las lechuzas, tal como otras aves silvestres en frente de los roedores.