Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

NC y PSOE sellan acuerdo para seguir liderando el Cabildo de Gran Canaria.

NC y PSOE sellan acuerdo para seguir liderando el Cabildo de Gran Canaria.

El Cabildo de Gran Canaria ha firmado un pacto de gobierno entre el presidente en funciones Antonio Morales de Nueva Canarias y el socialista Augusto Hidalgo para gobernar juntos los próximos cuatro años. Este será el tercer mandato en el que ambos partidos trabajarán juntos para hacer frente a los 16 ejes programáticos establecidos, entre los que se encuentran la lucha contra las desigualdades, el cambio climático, la inclusión y la igualdad. Además, se han establecido 15 áreas de gobierno para trabajar en el desarrollo de diferentes puntos, incluyendo cinco consejerías para Nueva Canarias y cuatro para el PSOE, así como tres vicepresidencias.

El Cabildo tendrá continuidad en su presidencia, que seguirá siendo ostentada por Antonio Morales, y Augusto Hidalgo será el 1º vicepresidente insular y consejero de obras públicas, mientras que Teodoro Sosa (NC) y Isabel Mena (PSOE) serán los 2º y 3º vicepresidentes, respectivamente. En cuanto a las áreas de gobierno, NC manejará las áreas de Presidencia y Movilidad Sostenible, Desarrollo Económico, Industria, Comercio y Artesanía, Hacienda y Emergencias, Política Territorial y Paisaje, Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional, Sector Primario, Soberanía Alimentaria y Seguridad Hídrica, y Medio Ambiente, Clima, Energía y Conocimiento.

El PSOE, por su parte, gestionará las áreas de Obras Públicas e Infraestructuras, Arquitectura y Vivienda, Política Social, Accesibilidad, Igualdad y Diversidad, Empleo y Desarrollo Local, Turismo, Administración Pública y Transparencia, Educación y Juventud, Cultura, y Deportes.

Los líderes políticos han mostrado su confianza en que el ejecutivo autonómico conformado por CC y PP muestre una "lealtad institucional" y esperan poder trabajar conjuntamente para avanzar en las políticas y proyectos definidos en el acuerdo. Hidalgo ha destacado que este pacto no es una reacción a una posible ola conservadora, y que el nuevo gobierno será una voz unida y sólida capaz de dar buena cuenta de sí a lo largo del mandato.