• martes 31 de enero del 2023

Las procesiones de Reyes Magos llegan este jueves a Canarias con cielos despejados y posibilidad de una rápida calima

img

MADRID/LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Ene.

Las procesiones de Reyes Magos van a llegar este jueves a las islas Canarias con cielo poco anubarrado o despejado, salvo por intervalos de nubes bajas en la vertiente este de las islas a lo largo de la primera mitad del día, y nubosidad de evolución en el norte y oeste de las islas occidentales por la tarde.

Asimismo, va a haber posibilidad de algo de calima rápida, primordialmente en vertientes orientadas al sur del archipiélago.

En el grupo de España, predominarán los cielos despejados pero ámbito frío, con brumas por la meseta y heladas en el centro y norte del país van a marcar el tramo final de las fiestas Navideñas con lo que los Reyes Magos van a estar acompañados en su día de un tiempo anticiclónico, antesala de una situación que cambiará el objetivo de semana, como ha adelantado el representante de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

El representante explicó que, hasta el viernes 6 de enero incluido, predominarán los cielos poco anubarrados o despejados, sin solamente precipitaciones en España si bien va a haber rebosantes bancos de niebla y un ámbito frío, habitual en esta época del año, de madrugada y a primeras horas de la mañana, con heladas en extensas zonas del norte y centro peninsular.

En las horas centrales del día, el ámbito va a ser despacio, salvo en esos sitios donde las brumas persistan a lo largo de parte importante del día, algo que puede ocurrir más que nada en zonas de la meseta norte y del Ebro, primordialmente. A partir del sábado, Del Campo ha adelantado que sí que llegan cambios al aproximarse un frente que va a dar rincón a lluvias, en especial en el oeste y norte peninsular, con unas temperaturas que además de esto, van a subir precisamente y van a desaparecer las heladas.

Sobre este miércoles, el representante puso el foco en las brumas matinales que van a poder ser persistentes, en especial en zonas cercanas al río Duero y otros puntos de la meseta norte. En estas situaciones, donde las brumas persistan, las temperaturas quedarán bajo los 10ºC grados a lo largo de todo el día. Además, el ámbito va a ser frío y húmedo.

Sin embargo, aquellas zonas que no se vean perjudicadas por las brumas van a poder gozar del sol y de un ámbito mucho más temperado al mediodía.
Las brumas asimismo van a estar presentes el jueves 5 de enero en extensas zonas de Castilla y León y en los vales del Tajo, Guadiana y Ebro, con una enorme consistencia que va a poder achicar la visibilidad hasta cien metros.

Además, en la situacion de Castilla y León, las brumas van a poder ser engelantes, esto es, "que las gotas que la conforman se podrían congelar al impactar con elementos o superficies y conformar depósitos de hielo, lo que piensa un riesgo para el tráfico rodado", explicó Del Campo.

En el resto de España va a haber cielos despejados, salvo en la costa nordoeste de Galicia y área del ajustado, donde en los dos casos podría haber alguna precipitación enclenque.

El jueves por la tarde, la enorme mayoría de las localidades de España van a recibir a los Reyes Magos en sus procesiones. Sin embargo, como ha señalado el representante, "la lluvia no va a sospechar un inconveniente y solo la niebla en varias zonas puede empañar la llegada de los Reyes Magos".

En cuanto a las temperaturas, se prevé que por la tarde los termómetros se ubiquen entre los 8 y diez°C en La capital de españa; cerca de 4°C en ciudades como Valladolid, León o Burgos gracias a las brumas persistentes; diez a 12°C en la costa cantábrica desde A Coruña a San Sebastián; cerca de diez°C en Zaragoza; en la costa mediterránea (desde Barcelona hasta Almería), Málaga y Palma de Mallorca, entre 12 y 15°C; unos 13 a 15°C en Sevilla y otras localidades del Valle del Guadalquivir y de 8 a diez°C en Toledo.

El viernes 6 de enero, Día de Reyes, se estima una día de tiempo permanente y anticiclónico que va a poder favorecer nuevamente la capacitación de brumas en extensas zonas del interior, singularmente cerca de los vales de los enormes ríos, donde no se desecha que lleguen a ser persistentes y engelantes, con lo que van a dejar un ámbito frío. Asimismo, se aguardan heladas en zonas de la Meseta y páramos del centro.

En el resto de la Península y en los 2 archipiélagos se aguardan cielos poco anubarrados a salvedad del oeste de Galicia que, a últimas horas del día, va a recibir la llegada de un frente que dejará ciertas lluvias en el radical occidental de esta red social.

En esta día, las temperaturas no experimentarán importantes cambios, con valores suaves en las ubicaciones que no se vean perjudicadas por la niebla y también, aun, en puntos del sur de Andalucía, rondarán entre los 18 y 20°C.

El sábado 7 de enero va a traer consigo un cambio del tiempo gracias a la llegada de un frente asociado a una borrasca atlántica que va a dar rincón a lluvias en la mitad oeste peninsular y que, por la tarde, asimismo podrían lograr la región centro, si bien del Campo ha precisado que no se estima que lleguen a la vertiente mediterránea.

Las brumas matinales que han persistido a lo largo de los días anteriores se van a ir disipando por efecto del viento que, en la costa gallega y del Cantábrico, tal como en zonas de montaña, va a soplar fuertemente. El sábado prosiguen las heladas, más que nada en el este de Castilla y León, norte de Castilla-La Mancha y sur de Aragón, con un descenso de las temperaturas diurnas en el interior oriental peninsular y una subida en Castilla y León.

Al desvanecerse las brumas el domingo, los restos del frente van a dejar lluvias enclenques, por norma general, en puntos del sur del interior oriental de la Península si bien, en el área del Estrecho estas tienden a ser algo mucho más profundas, pero no van a llegar al área mediterránea.

El domingo 8 de enero un nuevo frente va a llegar por el nordoeste y dejará precipitaciones en extensas zonas de la mitad norte que van a ser mucho más rebosantes en Galicia y en zonas de montaña de esa mitad norte. Mientras, los vientos van a soplar del sur y suroeste de manera fuerte en puntos del tercio norte. Al tratarse de vientos tibios, se generará una subida extendida de las temperaturas, que va a ser muy destacable en la situacion de los valores nocturnos, con lo que van a desaparecer las heladas.

De cara a la semana próxima, el paso del sistema de adelante dejará lluvias, más que nada, en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, sin descartar que se generen en otras zonas de montaña de la mitad norte.
En lo relacionado al centro, sur y este de la Península se prevé que, al menos a lo largo del comienzo de la semana, impere un ámbito permanente y que las temperaturas alcancen valores altos y superiores a los comunes para esta época.

La día del miércoles va a poder dejar algún calabobos en el norte del archipiélago canario pero en los días siguientes no se prevén precipitaciones y los Reyes de Oriente gozarán de temperaturas que rondarán los 20°C en el momento de la cabalgata.

En el archipiélago, el objetivo de semana se muestra seco y soleado, según ha añadido Del Campo.

Más información

Las procesiones de Reyes Magos llegan este jueves a Canarias con cielos despejados y posibilidad de una rápida calima