• miércoles 05 de octubre del 2022

La salud psicológica de los jóvenes está en "una etapa aguda", según enseña un sicólogo canario

img

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 12 Ago.

El sicólogo canario experto en Clínica Héctor Montesdeoca Naranjo ha señalado que la salud psicológica de los jóvenes está en "una etapa aguda" gracias a la "contrariedad" que causó los un par de años de pandemia. "Hay que normalizar las relaciones sociales pospandémica y producir un mayor acompañamiento institucional", ha subrayado.

Según ha expuesto el sicólogo en una entrevista a Europa Press, los jóvenes "no ven la luz en el final del túnel" por el hecho de que están todavía atravesando múltiples crisis juntas -- la crisis del Covid, la inflación económica, la guerra de Ucrania y la crisis ecológica-- y de ahí que están en una "etapa aguda". Ha insistido en que "hay que hacer" novedosas consciencias de optimización en la salud personal y la del mundo, tal como "ir rompiendo los pésimos hábitos" que han generado estas crisis como el "despilfarro y el egoísmo".

"Producir esas novedosas semillas, esas novedosas visiones, esas novedosas ocupaciones solidarias y empáticas de un planeta distinto", puntualizó.

Para Montesdeoca Naranjo "faltan" proposiciones y también ideas de acompañamiento a los jóvenes y ha incidido en que ellos han de ser "cocreadores" de medidas, de abajo hacia arriba, a fin de que haya un avance "mucho más orgánico", con lo que las instituciones "deben ofrecer el acompañamiento" y "todas y cada una de las opciones" que precisen estos equipos de trabajo juveniles. Además, "hay que conformar" conjuntos sociales como en otras épocas, ya que traen etnias "novedosas" adaptadas a los tiempos, "sería como hacer un Netflix a la carta de respuestas juveniles", ha aseverado.

Asimismo, ha destacado la tarea del centro público AdCom Madrid que comenzó a tratar las adicciones a las comunidades, lo que es una "buena nueva". Ha advertido que las comunidades son una interfaz que "desafía" a los jóvenes si "no" tienen identidad y un desarrollo madurativo "permanente", en tanto que se muestran las comparativas y los juicios de valor que van "lesionando" la autovaloración y la seguridad. Por esta razón, la juventud "precisa otro referente de desarrollo personal, debe entender "cuál es el sentido de su historia y no solo ver lo que hacen el resto".

En cuanto al incremento de la ansiedad y la depresión, indicó que "probablemente" los cambios de hábitos sociales en las relaciones familiares "hayan causado" que se pase de unos vínculos "mucho más seguros" a unos "mucho más líquidos" lo que, sumado a las fallas en los reguladores de comida, de sueño y del sistema inquieto, desata los estados de ansiedad y depresión por "no solucionar" esos cambios y reguladores.

Por otra sección, Montesdeoca ha destacado que hay una brecha entre "la vieja sociedad conservadora" y la "novedosa mucho más renovadora" que causa una "falta de entendimiento" hacia los sentimientos de los jóvenes por la parte de sus progenitores. Ha añadido que "faltan valores de respeto" y "buena comunicación" para concilicar una negociación entre las dos parte pues si no se da una "mala administración" y se "empeoran" las relaciones intrafamiliares.

Además, el sicólogo ha incidido en que los jóvenes "no" tienen una personalidad madura hasta los 35 años, ya que les "falta visión", deben fracasar y ser resilientes para madurar. "Si los mayores hacen un óptimo desarrollo de avance psicológico tienen la posibilidad de poder mayor seguridad sensible pero hay que estimar que son atacables a las crisis y a los cambios cerca de la vida", expresó.

Con en relación a la depresión en la adolescencia, el sicólogo canario explicó los pasos que los jóvenes tienen que continuar para salir de esa situación: Lo primero es "respetar y admitir" que están en un instante "bien difícil" en su historia; seguidamente, comprender qué les hace padecer, advertir las causas, "como realizar un diagnóstico", aparte de "soliciar asistencia" a otros; el tercer paso sería que se plantearan objetivos a corto, a medio o en un largo plazo a fin de que "vean su historia con otra visión", lo que piensa enfocar el cambio que desean poder en su historia.

El cuarto punto sería comenzar a realizar el cambio, proponer ocupaciones para lograr la meta como practicar deporte, estudiar algo que les motive o efectuar terapia. Por último, poder estar en etapa avanzada y también comenzar nuevos proyectos "ilusionantes", así sea realizando un viaje, participando en una ONG o creando un blog para trasmitir experiencias, de esta manera "va naciendo" una exclusiva consciencia que "se encontraba dormida".

Montesdeoca sugiere regular los hábitos de sueño y comer bien por el hecho de que asisten mucho a la seguridad de los reguladores de salud, aparte de sostener una vida "mucho más calmada y permanente". También "hay que proteger" las ocupaciones deportivas que desarrollan relaciones sociales "bastante equilibrados", en tanto que asisten a "medrar psicológicamente". Ha señalado que "es esencial regular" un estudio cognitivo retador, "enriqueciendo la vida" con ocupaciones físicas, sentimentales, sociales, cognitivas e inclusive a través de la meditación como una vía de "tranquilidad profunda y de autoconocimiento".

Más información

La salud psicológica de los jóvenes está en "una etapa aguda", según enseña un sicólogo canario