Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

La confianza empresarial en Canarias se modera y crece un 1,1% en el tercer trimestre.

La confianza empresarial en Canarias se modera y crece un 1,1% en el tercer trimestre.

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) en Canarias ha crecido un 1,1% en el tercer trimestre, lo que supone el tercer ascenso más bajo del conjunto de comunidades autónomas, donde la media nacional alcanzó un crecimiento del 2,6% liderado por la región de Extremadura, con un avance del 5,2%, y con Castilla-La Mancha como la región que experimenta un menor crecimiento (0,2%).

Así lo han indicado el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, que junto a la directora general de la entidad, Lola Pérez, ha presentado hoy miércoles en rueda de prensa los resultados de este indicador, que tienen su razón de ser en dos factores principalmente.

Por un lado, se considera difícil que Canarias, que ha venido liderando el crecimiento nacional junto con Baleares durante los últimos años, consiga seguir avanzando sobre los buenos registros ya alcanzados que, en la mayoría de los sectores, se posicionan en niveles previos a la pandemia.

Por otro lado, el informe también concluye que hay que tener presente que el ICE tiene en cuenta tanto las expectativas empresariales para los meses de verano como los resultados obtenidos en el trimestre que acaba de finalizar que en el caso de Canarias corresponde al de menor actividad turística.

Asimismo, si se observa la evolución de este indicador en la encuesta de julio durante los tres últimos años se aprecia una paulatina moderación que, a priori, tiende hacia resultados de estabilidad: la confianza de los empresarios se posicionaba en un 15,2% en el mes de julio de 2021, pasando a un 6,7% en este mismo período de 2022 y alcanza un 1,1% actual.

Según se desprende del informe, se trata de una tendencia natural que, por el momento, se mantendrá durante los meses de verano, tal y como apuntan las expectativas de los empresarios. Sin embargo, este comportamiento del indicador podría comenzar a resentirse a partir de los meses de otoño por los impactos que la subida de tipos aplicadas desde el Banco Central Europeo pueda tener tanto sobre la demanda interna como sobre la demanda externa vía gasto turístico.

El presidente de la Cámara, Santiago Sesé, considera que esta coyuntura y las dificultades que habrá que abordar en un futuro próximo "obligan a anticiparnos y a adoptar desde ya medidas anticíclicas que permitan minimizar todo lo posible los impactos que puedan producirse en la economía y el empleo de las islas".

En este sentido, Sesé valoró las medidas de política fiscal manifestadas desde el nuevo Ejecutivo canario, con las que se aliviará el poder adquisitivo de las familias, pero también apunta que será necesario "ser más eficiente en la ejecución del gasto público, pues tendremos que hacer frente a una etapa en la que deberemos hacer más con menos. La productividad será la prioridad a partir de ahora".

En esta línea, el presidente cameral opina que es "el momento de abordar una reforma estructural del sector público a través de la modernización, la movilidad laboral o una simplificación tanto legislativa como administrativa que nos garanticen un marco de seguridad jurídica que genere confianza para invertir".

Pero además de hacer frente a la coyuntura económica de manera inmediata con la redacción de los presupuestos del año 2024 y las medidas de política económica y de inversión que contemplen, desde la entidad cameral también destacan que la confianza empresarial se verá directamente afectada por la coyuntura política y la capacidad de conformar un gobierno nacional que sea capaz de despejar la incertidumbre resultante del último proceso electoral.

"Confiamos en que todos los partidos tengan altura de miras para alcanzar un gobierno estable que con el que abordar los grandes retos que tenemos como país y también Canarias como región, viéndose el Archipiélago condicionado por las decisiones tomadas a nivel nacional como viene siendo el REF o una mejor financiación autonómica", concluye Sesé.

En la encuesta de julio el balance de expectativas o diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas se situó en los 11 puntos, superando los 5 puntos en los que se situó en el trimestre anterior. Esto se debió a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que su negocio será favorable durante los meses de julio a septiembre se situó en el 27,5%, cifra similar a la del trimestre anterior (27,3%), al tiempo que los empresarios que se muestran pesimistas sobre la evolución de su negocio han retrocedido levemente hasta el 16,8% frente al 17,9% del segundo trimestre. Al mismo tiempo, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio marchará de forma normal aumenta también levemente al pasar del 54,8% en el segundo trimestre al 55,7% del tercero.

Todos los sectores experimentan un crecimiento en la confianza empresarial a excepción de 'Transporte y hostelería' (-3,2%), que pasa de un 53% de respuestas positivas en el segundo trimestre a un 42%, manteniendo resultados muy positivos tanto en los saldos de expectativas como en la situación. Preguntados por las previsiones de contratación, el 31,6% de los empresarios de este sector cree que aumentará sus plantillas.

En la otra cara de la moneda, los empresarios industriales son los que experimentan un mayor avance en el conjunto de sectores, con un avance del 2,7% como consecuencia de una reducción de las respuestas negativas a favor de los resultados de estabilidad. Además, el 91,8% de los encuestados afirma que mantendrá o incrementará sus equipos de trabajo.

El segundo mayor crecimiento en la encuesta de julio se produce en el grupo de 'Otros servicios' (1,9%), siendo capaz de registrar una mejora tanto en los resultados obtenidos, con un 24% de empresas que afirman haber mejorado los resultados del segundo trimestre, como en las previsiones a corto plazo. En materia laboral, el 79,9% de los encuestados de este sector mantendrá sus plantillas, mientras que el 12% prevé ampliarlas.

En lo relativo al sector de la construcción se registra un leve empeoramiento en los resultados obtenidos, con un 20% de respuestas desfavorables frente a un 19% de positivas, dato que podría ser un primer síntoma de un previsible cambio de tendencia en el comportamiento de la economía pero que, sin embargo, no impide que la confianza de los constructores crezca un 1,7% en el trimestre. Estos primeros indicativos del cambio de tendencia también se pueden interpretar en las previsiones de contratación, siendo el único sector que prevé menos contrataciones (8,2%) frente a posibles reducciones de plantilla (11,2%).

El sector comercial es el que acusa el menor crecimiento (1,2%) como consecuencia de una menor actividad económica durante el segundo trimestre del año, período en el que también hay menos afluencia turística. Las previsiones, sin embargo, mejoran notablemente de cara a los meses de verano, que junto al período de rebajas dan lugar a un mayor optimismo de este sector en el desarrollo de su actividad, además de un mayor número de comercios que valoran realizar nuevas contrataciones (12,4%) que los que esperan un retroceso (6,2%).

Analizando estos datos por islas se aprecia una mejora generalizada en todas las Islas a excepción de La Palma y La Gomera. En primera posición se encuentra El Hierro, donde se produce un importante avance del 9,9%, seguido a distancia por Lanzarote (3,9%), Fuerteventura (1,8%) y cerrando el ranking las