Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Inusual calentamiento de 2,5ºC en invierno en Canarias sorprende a los habitantes.

Inusual calentamiento de 2,5ºC en invierno en Canarias sorprende a los habitantes.

El invierno de 2023-2024 ha sido testigo de temperaturas inusualmente altas en Canarias, con una anomalía térmica positiva de 2,5ºC, superando a la Península y Baleares.

Este invierno se ha destacado a nivel nacional como uno de los más cálidos desde 1961, compartiendo el podio con el invierno de 2019-2020, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En cuanto a las precipitaciones, el periodo entre el 1 de diciembre de 2023 y el 29 de febrero de 2024 se ha mantenido dentro de la normalidad, según ha informado el organismo estatal.

Un total de 19 estaciones principales han registrado temperaturas medias invernales más altas de lo usual, con un aumento de 2,0°C en las máximas diarias y 1,7°C en las mínimas, generando una oscilación térmica diaria 0,3°C superior a la normalidad.

En cuanto a las precipitaciones, la España peninsular ha tenido un promedio de 170,5 litros por metro cuadrado, representando el 90% del valor normal del trimestre. Esto posiciona al invierno como el vigésimo séptimo más seco desde el inicio de la serie en 1961 y el undécimo del siglo XXI.

Las regiones del interior de la Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Cataluña, sur de Aragón y este de Castilla-La Mancha han registrado anomalías térmicas cercanas a +3°C, mientras que el resto de la Península ha oscilado entre +1°C y +2°C, con algunas excepciones.

En Baleares las anomalías se mantuvieron entre +1°C y +2°C, mientras que en Canarias los valores han rondado entre +2°C en zonas bajas y +3°C en zonas de mayor altitud, caracterizándose el trimestre como extremadamente cálido en algunas regiones y muy cálido en otras.

Respecto a las precipitaciones, la Península ha tenido un invierno variado, entre normal y húmedo en la mayoría de las regiones, con excepción de algunas zonas que han experimentado niveles de sequía. Un patrón similar se ha observado en Baleares y Canarias, donde los niveles de lluvia han sido inferiores a lo habitual.

En términos de temperatura, diciembre, enero y febrero han sido meses destacados, con desviaciones significativas de la media. Enero se registró como el enero más cálido desde 1961, con una temperatura 2,4°C por encima de la media.

En cuanto a las precipitaciones, los niveles han variado entre seco, normal y húmedo durante el invierno en la Península, con algunos episodios cálidos y fríos a lo largo del periodo.

Se destacan también los mayores acumulados de precipitaciones en distintos observatorios, como Vigo, Hondarribia, Santiago de Compostela, entre otros.

En relación a la primavera, AEMET pronostica temperaturas superiores a la media en toda España, con una alta probabilidad de un verano más cálido y seco de lo normal en el país.