Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Informe revela prácticas restrictivas para migrantes en Canarias, Ceuta y Melilla

Informe revela prácticas restrictivas para migrantes en Canarias, Ceuta y Melilla

En un informe reciente se ha destacado la presencia de prácticas arbitrarias en los territorios de Canarias, Ceuta y Melilla que han dificultado la libertad de movimiento de las personas solicitantes de protección internacional hacia la península.

Se ha resaltado la falta de información que afecta a la infancia no acompañada en estos territorios, lo cual ha llevado a que muchos menores se encuentren en situaciones de irregularidad administrativa y en la calle.

En Gran Canaria, en particular, se ha observado un aumento en el número de menores que se enfrentan a barreras burocráticas, mientras que en Ceuta y Melilla se han reducido los casos de jóvenes que alcanzan la mayoría de edad sin los permisos necesarios.

Por lo tanto, se denuncia que las administraciones permiten que niños, niñas y jóvenes se encuentren en la calle, lo cual va en contra de las normativas nacionales e internacionales de protección a la infancia.

Se considera que estas prácticas son un reflejo de las políticas de control migratorio y fronterizo que perpetúan una visión de rechazo hacia la migración.

Es necesario abordar el fenómeno de la movilidad humana desde una perspectiva de justicia social y respeto a los derechos fundamentales, en lugar de enfocarse únicamente en la seguridad.

La falta de información sobre el proceso migratorio en Canarias, Ceuta y Melilla genera vulnerabilidad e incertidumbre en las personas migrantes, afectando sus expectativas de vida y su salud mental.

Las prácticas burocráticas en la frontera sur de España dificultan el paso de las personas migrantes y perpetúan un régimen de control discriminatorio sobre los cuerpos migrantes.

Es fundamental garantizar una transparencia en las decisiones tomadas en los centros de acogida y facilitar mecanismos para denunciar discriminación y vulneraciones de derechos.

La exclusión de personas de origen marroquí al padrón en Ceuta y Melilla impide el acceso a derechos básicos como educación y sanidad, generando una situación de exclusión sistemática.

Es necesario que las entidades y recursos de acogida en Canarias, Ceuta y Melilla proporcionen información suficiente a las personas migrantes y garanticen sus derechos en todo momento.

Se requiere una planificación a nivel estatal que asegure una respuesta sólida y garantice los derechos de las personas migrantes y de los menores tutelados en estos territorios fronterizos.

Se aboga por la creación de equipos especializados y sostenidos en el tiempo para atender de manera integral a las personas migrantes, evitando soluciones temporales y asistencialistas.