• jueves 29 de septiembre del 2022

Expertos solicitan mucho más investigación sobre los artículos de nicotina y apreciar todo avance, si bien no ataje cien% el inconveniente

img

Experto clínico en no fumar más enseña que pasado un año solo el 20% de los pacientes sigue distanciado del cigarro

MADRID, 14 Jul.

Expertos españoles en investigación tabáquica y deshabituación demandan la necesidad de sobra estudios y también información sobre los modelos de nicotina, y defienden que hay que apreciar cualquier avance o optimización que aporten con en comparación con cigarro de combustión, si bien ello no suponga la resolución total del inconveniente de adicción y abuso del tabaco.

No ser 'maximalista' se encuentra dentro de las ideas que han defendido tanto el catedrático de psiquiatría y jefe del servicio de psiquiatría del Hospital Universitario Central de Asturias, Julio Bobes García, como el catedrático de química analítica y instructor de análisis químico de la Universitat de Valencia, Miguel de la Guardia, en el transcurso de un Encuentro informativo ordenado por Europa Press bajo el título 'Tabaco, nicotina y nuevos modelos; ¿todos son iguales?'.

De la Guardia defendió que "desde el criterio científico general" hay "un convenio": "la nicotina crea adeptos y lo que aniquila es el humo del tabaco". Así, recordó que "el tabaquismo en este país cuesta sesenta y nueve mil muertes por año", el semejante a que "cayera un Boeing A320 cargado íntegramente en clase turista con su tripulación en algún punto del país" a razón de uno cada día.

"Si eso pasara, todas y cada una de las alarmas se encenderían, y deberíamos comprobar los protocolos. Pero no semeja que seamos conscientes pues por consecuencia del tabaquismo se nos muere un individuo en Asturias, 2 en Valencia, tres en Madrid, 4 en Logroño cada día y entonces en el final esa destrucción de vidas no se siente tanto. Pero contamos un inconveniente", sentenció.

De la Guardia defendió a lo largo de este acercamiento informativo, apoyado por Philip Morris con el propósito de producir enfrentamiento popular sobre pasado y presente del campo tabaquero, que "la situación maximalista de decir que todo cuanto se aspira por la boca es malo, salvo el aire puro de la sierra nos transporta a una situación y sucede que dejemos las ciudades y jamás te pares en el momento en que comienza un autobús junto a ti".

Eso sí, solicitó que se ejercite un control científico riguroso de las prácticas elecciones al cigarro --cigarros electrónicos, vapeadores o tabaco calentado, entre otros muchos- para entender "si desarrollan mucho más monóxido de carbono, mucho más compuestos orgánicos volátiles en suspensión o partículas en suspensión".

Aunque ahora nuestro especialista da datos de estudios completados por su conjunto de investigación en Valencia: "En los estudios que hicimos nosotros en el laboratorio de Valencia con fumadores, no fumadores y vapeadores el resultado era que ciertamente las cargas [de marcadores cancerígenos] eran altísimas en fumadores, al paso que en vapeadores y fumadores de tabaco calentado eran un 5 por ciento o un diez por ciento de las que presentaban los fumadores".

Por otro lado, han logrado ver que "las cargas eran mínimas en el aliento de los vapeadores pasivos", no como sucede con el cigarro, donde personas convivientes que no fumen tienen la posibilidad de reflejar cargas de substancias tóxicas afines a las del propio fumador.

"Estos estudios nos animaron a meditar que había una reducción del daño. En el último emprendimiento que disponemos respaldado por España Salud nos permitió buscar orinas de personas que habían fumado bastante a lo largo de diez, 12 quince años, una proporción de cigarros superior al bulto de tabaco períodico y que llevaban 4 cinco años vapeando nicotina. Y vimos que varios de los marcadores de peligro de patologías cardiacas o tumorales habían bajado", especificó.

Igualmente en otras ocasiones, "no habían bajado exageradamente en comparación con no fumadores" o se brindaron ejemplos equivalentes entre fumadores y no fumadores, con lo que hay asimismo otras causas ajenas aparte del propio hecho de fumar o vapear que hay que continuar aprendiendo. "Por eso requerimos datos, datos, no críticas. Opiniones probablemente halla tantas como ciudadanos", incidió.

Bobes, por su lado, lamentó que la "investigación sólida en este campo se hace en la última década" y de la mano singularmente de los Estados Unidos, pero que está ofertando "datos y patentizas bastante definitorias".

Que la temperatura es una "variable esencial" por el hecho de que "por medio de temperaturas van varios cancerígenos a intervenir", con lo que "si no llega a los 900 grados no hay mucho más que una representación muy pequeña de substancias cancerígenas, con lo que lo que aspira el sujeto no posee ni color".

"Nos encontramos diciendo que es el diez por ciento del daño que se genera con los cigarros comúnes, con lo que ahora esto lo compro, me vale ahora para este señor que va a continuar fumando por el hecho de que ahora le desintoxiqué cinco ocasiones en los últimos seis años y no es con la capacidad de dejarlo", incidió.

Así, Bobes explicó que en la deshabituación clínica con pacientes enormemente adeptos la situación es que muchas personas lo consigue los tres primeros meses pero que "al sexto mes ahora hay un 40 por ciento que se cae y por año nos quedamos con un veinte por ciento".

"Es decir, que hay que ser realistas con lo que contamos verdaderamente para tratar contribuir a estas personas", sostuvo Bobes. A este respecto, De la Guardia destacó que hay un porcentaje de personas que vuelven a fumar una vez tras otra y que sería muy importante "ofrecerles alguna opción alternativa".

Así, resaltó esa necesidad de sobra datos para entender seguramente "cuál es la aptitud de todas esas opciones como puerta de entrada y como puerta de salida" al cigarro, sugiriendo asimismo "explotar las entidades de tabaquismo para detallar una estadística de cuál es la eficacia de las diferentes elecciones que se presentaron".

"Y en el momento en que lo sepamos, ya que a lo destacado va a haber que elegir [por ellas o no]. Como en Reino Unido, que está financiando relativamente estas prácticas que allí piensan probado de menos peligro y aquí se satanizan", sostuvo.

Bobes entró asimismo en el reciente caso judicial de la compañía de cigarros electrónicos Juul, al que la FDA retiró autorización de comercialización, parando la investigación sobre su encontronazo en la salud, y que terminó en los tribunales. "Pero hace cinco días se regresa a la situación anterior, de que se estudie cuáles son sus perjuicios, y quien escoge eso es un juez".

"Vamos a terminar agradeciéndole al juez que no entro en la polémica de tipo popular y distanciada de la ciencia. No se puede prohibir la investigación en aquello que logre ofrecer rincón substancias buenas para lo que sea, si bien no sean resolutivas el 100 por ciento del fenómeno que se desea supervisar", defendió.

"Absolutamente nadie aguardaba que un juez fuera con la capacidad de obligar al Estado a continuar financiando investigación. La FDA mencionó que era atrayente para los jóvenes. Sí, sí, pero eso para mi es un inconveniente venial, no es un inconveniente mortal, conque con eso usted no me puede eludir que se favorezcan los que se están favoreciendo", continuó.

Sobre si estos artículos suponen una puerta de entrada, que de otro modo no se hubiese producido a la adicción, asimismo se pronunció el instructor De la Guardia, quien explicó que "según las propias estadísticas del ministerio de Sanidad en una investigación que hicieron en conjunto doctores de Barcelona, Madrid y el Reino Unido da la impresión de que el porcentaje es mínimo".

"Es mucho más, a lo destacado las cuestiones de la encuesta no estaban bien enfocadas pues se charla de haber utilizado el vapeo una vez en el último año, en el momento en que la persona que está vapeando frecuentemente lo ha utilizado hace una semana, ayer o hace un instante", expuso, concluyendo que para charlar no de presenciar sino más bien de prevalencia debería considerarse un prominente nivel de exposición y empleo.

Más información

Expertos solicitan mucho más investigación sobre los artículos de nicotina y apreciar todo avance, si bien no ataje cien% el inconveniente