• sábado 08 de octubre del 2022

El TSJC ratifica la prisión persistente revisable para la lengua alemana que mató a su mujer y uno de sus hijos en Adeje

img

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 Jun.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha podido confirmar la condena a prisión persistente revisable y a otras 2 penas que suman 39 años de prisión al ciudadano alemán que en 2019 mató a su mujer y a uno de sus hijos y también procuró terminar con la vida de su segundo hijo en una gruta situada en la región alta de Adeje.

La Sala de lo Penal ha notificado la sentencia de apelación que, más allá de que asegura en su integridad la pena impuesta a Thomas Handrick por la Audiencia Provincial, cree relativamente el recurso de su defensa, solo en el sentido de eliminar la agravante de ensañamiento en el homicidio del niño que murió justo después de su madre, agredido con exactamente la misma piedra.

Así, ha concluido que no había pruebas para estimar acreditado que el acusado ocasionó a su hijo un espectacular padecimiento no preciso "de forma consciente", apunta en una nota.

El tribunal habitual ahora declaró al acusado culpable de un delito de asesinato con las agravantes de alevosía y vínculo en referencia a su hijo (por el que en este momento se le impuso la pena de prisión persistente revisable), de otro delito de asesinato con la agravante de vínculo en referencia a su mujer (por el que se le condenó a 23 años) y de un tercero de tentativa de asesinato con las agravantes de alevosía y vínculo en referencia a su segundo hijo, por el que se le cargaron 16 años mucho más de prisión.

De este modo, la sentencia asegura como hechos probados que, en horas de la mañana del 23 de abril de 2019, en un paraje apartado del término municipal de Adeje (Tenerife) próximo al sendero de Ifonche a la Quinta, el acusado hirió a su mujer y, con intención de ocasionarle la desaparición, "la golpeó reiteradamente de manera fuerte, empleando tanto sus manos como alguna piedra, hasta el momento en que logró que cayese al suelo dentro de una gruta, instante en el que la golpeó con una piedra de unos ocho kilos y medio de peso hasta aplastarle el cráneo y ocasionar al final su muerte".

Añade que el acusado, con la intención de realizar tal hecho, había conducido a su mujer y a sus 2 hijos, de diez y siete años de edad, intencionadamente a un espacio apartado donde no podían recibir asistencia alguna, "sin que tuviesen oportunidad de defensa eficaz".

Según el fallo, en el momento en que el hijo mayor del acusado salió en defensa de su madre, fue "beligerante y repetidamente golpeado por su padre con las manos y usando piedras, hasta el momento en que exactamente el mismo cayó al suelo dentro de una gruta".

Allí, el culpado le dio muerte del mismo modo que a su madre.

Agrega la sentencia que, tras presenciar que su padre agredía a su madre y a su hermano, el hijo menor del alemán "decidió escapar del sitio, dejándolo el acusado, en la creencia de que no subsistiría, dado su desconocimiento de un lote angosto y solitario".

Además de las condenas penales, la sentencia impone al acusado distintas penas auxiliares y le ordena a abonar indemnizaciones por un valor de millones de euros.

El fallo de apelación es susceptible de recurso de casación frente al Tribunal Supremo.

Más información

El TSJC ratifica la prisión persistente revisable para la lengua alemana que mató a su mujer y uno de sus hijos en Adeje