• jueves 29 de septiembre del 2022

El TSJC anula la anulación de la concesión de suelo para disponer el TMT en La Palma

img

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 23 Sep.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha anulado la sentencia de primera instancia que en el mes de julio de 2019, estimando un recurso de la Federación Ecologista Ben Magec, declaró nula la concesión de monte de herramienta pública al Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) para la construcción del telescopio de treinta metros.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), en su sede de Santa Cruz de Tenerife, ha estimado el recurso interpuesto por el Cabildo de La Palma, la entidad Tirthy Meter Telescope International Observatory Limited Liabilty Company y el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) contra la sentencia dictada por el juzgado el 29 de julio de 2019, y ha avalado la concesión al tener en consideración, por ejemplo cuestiones, el interés general presente y la naturaleza de consorcio de derecho público del IAC.

En la sentencia la Sala examina la legalidad de la concesión administrativa al Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) para la utilización privativo (ocupación) del monte público número 28 del Catálogo de Montes de Utilidad Pública en una extensión de 9,8 hectáreas del catálogo de Montes de Utilidad Pública llamado Pinar de las Ánimas y Juanianes, propiedad del Ayuntamiento de Puntagorda.

Concretamente hablamos de la ampliación de la área, fuera del perímetro de hoy del Observatorio Roque de los Muchachos, con ocasión de la viable localización de un Observatorio Astrofísico para investigación científica.

La Sala toma en cuenta que el IAC es un consorcio de derecho público regulado en la Disposición Adicional vigesimoséptima de la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, con facultades para dirigir los centros, observatorios y también instalaciones astronómicos que ya están y las que más adelante se creen o incorporen a su administración, no supeditada a que las instalaciones sean de su propiedad (los medios del consorcio tanto los adscritos o cedidos en otro régimen por personal o entidades nacionales o extranjeras que preserven su titularidad sobre esos).

El Tribunal comprende que el IAC tenía legitimación para pedir de manera directa la concesión.

El convenio suscrito entre el IAC y Thirty Meter Telescope International Observatory Limited Liability Company de 29 de marzo de 2017, ratificado por el Consejo Rector del IAC en el mes de julio de 2017 y prorrogado en el mes de febrero de 2018, quedó pospuesto a que se diesen los condicionantes en recogidos, pero está vigente y es título bastante para comenzar la obtención de autorizaciones gubernativos primordiales, ente ellas la concesión para la ampliación de la área del Observatorio del Roque de Los Muchachos.

Recuerda la sentencia que el emprendimiento para el telescopio de 30 metros fue proclamado como inversión de interés estratégico para Canarias por el Gobierno autonómico a través de acuerdo de 1 de agosto de 2016, apunta el TSJC en una nota.

Además, el Pleno del Congreso de los Diputados, en su sesión de 15 de noviembre de 2016, aprobó una declaración institucional de acompañamiento a la construcción del TMT, y volvió a aprobar una exclusiva declaración institucional de acompañamiento a la instalación el 17 de septiembre de 2019.

Continúa apuntando el fallo que el Parlamento de Canarias, en sesión del Pleno de diez y 11 de septiembre de 2019, aprobó la Declaración institucional de acompañamiento al TMT en La Palma, y la Disposición Adicional Decimoctava de la Ley 4/2017, del Suelo de Canarias declaró de interés general autonómico a la actividad científica que se lleva a cabo en los observatorios astrofísicos de Canarias, tanto en el marco del acuerdo en todo el mundo de 1979 como en el contexto de "cualquiera otros pactos y convenios" suscritos o que se suscriban con posterioridad para exactamente la misma finalidad por las gestiones eficientes.

A juicio de la Sala, el interés general que se encuentra en el desarrollo y la naturaleza de Consorcio de Derecho Público del IAC justifican la adjudicación directa de la concesión, en la medida en que resulta que se requiere para ofrecer cumplimiento a una función de servicio público o a la realización de un fin de interés general.

La concesión demanial es el título familiar indispensable para tener los terrenos públicos, dando permiso su ocupación, sigue el TSJC, quedando fuera del examen de su legalidad las cuestiones de índole urbanística y ambiental que no se incardinan en los expedientes de tramitación de concesiones demaniales ni los actos que las dan atienden a estas cuestiones.

La sentencia, sin embargo, aún es susceptible de recurso de casación.

Más información

El TSJC anula la anulación de la concesión de suelo para disponer el TMT en La Palma