• domingo 14 de agosto del 2022

El Gobierno canario afirma que trabaja para llegar a un "enorme acuerdo" para editar el puerto de Santa Águeda

img

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Ago.

El asesor de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha asegurado este viernes que trabaja con "todos" los campos implicados para lograr un "enorme acuerdo de la isla" con el propósito de favorecer la transformación del puerto de Santa Águeda, en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), para pasar del presente empleo industrial a uno "mucho más acorde" con los usos turísticos de los distintos documentos de planeamiento insulares y municipales de la región.

Franquis explicó que la ronda de diálogos la inició este jueves dando cuenta, antes, al Gobierno canario de las sugerencias extraídas de la Comisión de Trabajo interdepartamental que se creó el año pasado y de la que formaron parte la consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, tal como su homólogo en Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, para investigar y apreciar los usos de las instalaciones portuarias de Santa Águeda.

"El miércoles pasado movemos al Gobierno --canario-- las sugerencias de esa comisión de trabajo que lo que viene a terminar es que el puerto se destine a un empleo industrial y deportivo, por consiguiente, que sea un empleo compartido", puntualizó.

Añadió que hablamos de una recomendación que está razonada por los distintos reportes que se realizaron desde el criterio social y económico, medioambiental, de planificación urbanística y asimismo desde el ámbito territorial, con la "única intención de proteger el interés general", según informó el Ejecutivo regional en publicación oficial.

En cuanto a los reportes de los costos y provecho que se generan en los tres niveles que se manejaban en un comienzo, apuntó que el ámbito del "empleo compartido es en el que mejor se amolda basado en los usos futuros de ese puerto". Añadió que este empleo compartido "va a ser temporal y funciona" con las actuaciones urbanísticas que se deben desarrollar más adelante en la región de El Pajar.

Franquis ha apuntado que, asimismo en calidad de presidente de la compañía pública Puertos Canarios, mantuvo en los últimos un par de días múltiples asambleas con los representantes de la cementera CEISA, de ámbitos económicos y sociales de la región, tal como del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y el Cabildo de Gran Canaria en el que les ha trasmitido las sugerencias de la comisión de trabajo.

En este sentido, aseguró que les ha movido que quiere, en una primera etapa, sostener con un carácter temporal la utilización industrial del puerto, compatibilizándolo más tarde con la utilización de ocio y deportivo para por último favorecer el traslado tanto de la concesión portuaria industrial como de nuestra factoría al Puerto de Arinaga.

Al respecto, expuso que se hace por 2 causas "escenciales", así como son el que la sociedad de Gran Canaria "de esta forma lo vino dejando claro en su planificación insular (tanto el PIO vigente como el que está en trámite)", tal como por estar "persuadidos que, con el cambio del empleo del puerto y el traslado de la industria a Arinaga, todas y cada una de las partes van ganando al favorecer un avance turístico de la región acorde con los valores del vecindario de El Pajar".

Las sugerencias del informe de conclusiones de esta comisión van a ser altas en este momento al consejo de administración de Puertos Canarios, que es el organismo competente para ofrecer las distintas concesiones sobre el puerto de El Pajar.

Esta comisión interdepartamental, que se creó hace un año con un calendario de entrevistas con todas y cada una de las partes implicadas y el encargo de realizar múltiples reportes sectoriales (social y económico, de evaluación del encontronazo ambiental y la evaluación del encontronazo sobre la ordenación territorial a nivel local y también insular sobre el futuro del puerto de Santa Águeda, o el de disponibilidad de espacio en el Puerto de Arinaga), ha apuntado que partió de la hipótesis de tres niveles probables.

En preciso, propuso sostener la utilización industrial del puerto como está, mudar su empleo al de un puerto deportivo y de ocio dedicado esencialmente al turismo, o un empleo mixto de los dos niveles.

Finalmente, Franquis ha considerado que la evaluación social y económica que se hizo en estos días sobre el futuro de este puerto, identificando los costos y provecho sociales de todas y cada una de las opciones probables, "señala que la opción con mayor beneficio popular es la del empleo mixto" si bien en una primera etapa se logre conjuntar los dos usos.

El propósito que se persigue, matizó, "es llegar a un convenio con todas y cada una de las partes a fin de que en un período razonable" se logre mover tanto la concesión portuaria de empleo industrial como nuestra factoría de cemento "al sitio correcto para esto (el Puerto de Arinaga) cumpliendo de esta forma con la vocación del empleo de ocio y turístico sostenible sosprechado en la planificación insular del Cabildo de Gran Canaria".

"He planteado a todos y cada uno de los representantes de los campos con los que me he sentado estos últimos días, empresariales, sociales y también institucionales, en que es requisito lograr un enorme acuerdo de isla en el que se comprometan todas y cada una de las gestiones implicadas y todo el ámbito privado, en fomentar la transformación de esa región de El Pajar fortaleciendo la utilización turístico con 2 premisas: resguardar el empleo y el tejido productivo de hoy de los habitantes en la región", concluyó.