Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

"El Cabildo de Tenerife implementa desaladoras portátiles para paliar la escasez de agua en la agricultura"

La presidenta insular, Rosa Dávila, reconoce la necesidad de que el turismo colabore con el sector primario en Tenerife, que ahora es la prioridad para la isla.

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 5 Mar.

El Cabildo de Tenerife ha anunciado la instalación de cinco depuradoras portátiles en diferentes zonas de la isla para hacer frente a la crisis hídrica que afecta al sector primario.

Rosa Dávila ha adelantado esta medida antes de la Junta General del Consejo Insular de Aguas de Tenerife, donde se discutirá la declaración de emergencia hídrica aprobada la semana pasada.

La presidenta ha explicado que algunas de estas desaladoras llegarán en abril y que la declaración de emergencia permite acelerar su instalación para comenzar a prestar servicio lo antes posible.

Dávila ha elogiado la valentía del Cabildo ante un verano que se prevé crítico para el sector agrícola, el cual genera alrededor de 10.000 empleos directos en la isla y cuyas cosechas deben ser protegidas.

En ese sentido, se aprobará una partida presupuestaria de 20 millones de euros para estas inversiones, que incluyen también una desalinizadora para llevar agua tratada a las zonas altas y de medianías.

Dávila ha subrayado la importancia de actuar rápidamente, ya que en los últimos años se han perdido miles de hectáreas de cultivos en la isla.

Una vez sea validado el decreto de emergencia hídrica, se abrirá un plazo de cinco días para presentar alegaciones y luego entrará en vigor, lo que permitirá la instalación inmediata de las desaladoras sin requerimientos ambientales.

La prioridad en este momento es asegurar el abastecimiento de agua para la agricultura y el consumo humano durante el verano.

Dávila ha mencionado que el turismo también debe colaborar para aliviar la situación, por lo que se iniciarán conversaciones con empresas del sector que puedan aportar agua al campo a través de sus desaladoras.

Es fundamental que el turismo y la industria se sumen a los esfuerzos para aumentar el suministro de agua en la isla, teniendo en cuenta que el sector agrícola es de vital importancia y requiere apoyo en estos momentos críticos.