• miércoles 1 de febrero del 2023

Detenidos 43 pertenecientes de una organización encargada de mover a África restos peligrosos desde Gran Canaria

img

En un par de años trasladaron hasta 5.000 toneladas de restos peligrosos con un beneficio de 1,5 millones de euros

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 3 Ene.

Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Las Palmas y el Seprona de la Comandancia de Guardia Civil de Las Palmas han procedido a la detención de 43 pertenecientes de una organización dedicada al tráfico en todo el mundo de restos peligrosos a países africanos desde Gran Canaria.

De esta forma, la operación 'Fortuna', que desarrollaron de forma conjunta las dos instituciones, ha supuesto la desarticulación de este conjunto criminal.

En un aviso grupo, Vigilancia Aduanera y Guardia Civil explicaron que la investigación empezó al advertirse cinco instalaciones secretas en Gran Canaria dedicadas a la administración ilegal de restos.

En exactamente las mismas se recogían, guardaban, manipulaban y cargaban restos peligrosos de aparatos eléctricos (RAEE's) para ser trasladados a países africanos, eminentemente Mauritania, Nigeria, Ghana y Senegal, desde el puerto de La Luz de Las Palmas de Gran Canaria.

Por ello, los estudiosos hicieron inspecciones y registros que llevaron a intervenir y también inmovilizar en origen mucho más de 300 toneladas de estos restos y 14 contenedores que estaban preparados para el traslado.

Con todo, a lo largo del mes de noviembre y principios de diciembre, se estudió a 43 pertenecientes de la organización por supuestos delitos contra el medio ambiente, falsificación reportaje y pertenencia a organización criminal que.

Se calcula que en los 2 últimos años habían logrado mover a África mucho más de 5.000 toneladas de restos peligrosos de aparatos eléctricos, consiguiendo provecho económicos que sobrepasan los 1,5 millones de euros.

Respecto al 'modus operandi', el conjunto sustraía los restos del cauce legal de administración, para lo que contaban con una supuesta compañía gestora que falsificaba documentos sobre la procedencia y administración.

Dichos restos, que están clasificados como peligrosos, en el final de su historia útil deben ser entregados a un administrador autorizado para su adecuada descontaminación, en tanto que esta clase de restos tienen elementos que poseen mercurio, plomo, cadmio, arsénico, fósforo y gases que agotan la cubierta de ozono y afectan al calentamiento global.

Mientras, en las instalaciones secretas ahora clausuradas se vendían a los causantes del traslado los restos, que eran mandados a países africanos haciéndolos pasar por productos de segunda mano.

En el curso de la investigación se advirtió que el envío de 331 contenedores, remitidos de forma ilegal en los últimos un par de años al conjunto de naciones africano, había sido gestionado y ordenado por exactamente las mismas personas que daban la documentación falsa que se requiere para realizar pasar los restos por productos que habían sido sometidos a un desarrollo de descontaminación y reutilización.

También falsificaban la procedencia de los restos, suprimiendo que salían de las instalaciones secretas, para lo que se falseaban los documentos de identificación de restos (DI), atribuyendo la procedencia a servicios profesionales y plantas de reciclaje.

Además, en la organización criminal estaban compañías de restos y servicios profesionales que certificaban la mercancía.

Finalmente, las diligencias, adjuntado con los detenidos, están predisposición de la Fiscalía Provincial Coordinadora de Medio Ambiente de Las Palmas.

Más información

Detenidos 43 pertenecientes de una organización encargada de mover a África restos peligrosos desde Gran Canaria