• martes 31 de enero del 2023

Desmantelan una red que estafó mucho más de 250.000 euros con tarjetas de repostaje en Cataluña, Valencia y Tenerife

img

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 9 Dic.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada, presuntamente, a estafar en estaciones de servicio a través de tarjetas de crédito y que operaba en Cataluña, Valencia y Tenerife.

Así, se ha detenido a un total de 26 personas y se han realizado diez registros en domicilios donde se han incautado teléfonos, automóviles, tarjetas de crédito y documentación diferente.

Los detenidos se hacían pasar por autónomos del ámbito del transporte, captando a personas sin hogar o con pretensiones económicas y poniendo a su nombre tarjetas de crédito con las que cometieron estafas en los repostajes por una suma mayor a 250.000 euros.

Operaban en las áreas de servicio ofertando repostajes mucho más económicos a conductores de automóviles pesados a los que cobraban en metálico y que más tarde los detenidos abonaban con el crédito de la tarjeta de repostaje.

La investigación se inició en la época de 2021 en el momento en que los agentes tuvieron conocimiento, por medio de una compañía de créditos de repostaje, que se llevaban a cabo cargos que más tarde no eran abonados, señala la Policía Nacional en una nota.

Los estudiosos lograron revisar que los líderes de la organización habían desarrollado una composición piramidal por la que se hacían pasar por una asociación de autónomos aplicados al transporte.

Para hacer la asociación captaban a personas en situación de puerta de inseguridad o con pocos elementos económicos a los que en lugar de una pequeña cantidad económica ubicaban como autónomos y solicitaban a su nombre tarjetas de repostaje con línea de crédito.

Una vez logradas las tarjetas captaban a conductores de automóviles pesados mientras que repostaban, eminentemente en áreas de servicio de Cataluña, Comunidad Valenciana y Tenerife, y les ofrecían el comburente a un precio muy abajo al de mercado, a condición de que lo abonasen en efectivo.

De esta forma la red criminal amontonaba el dinero en efectivo y por su parte procedía al pago del comburente usando de las tarjetas de crédito. Estos cargos se iban juntando hasta el momento en que las cuentas llegaban a bloquearse por el impago de las cuotas.

Las indagaciones concluyeron llevándose a cabo diez registros domiciliarios, incautando 97 tarjetas de crédito, múltiples contratos, teléfonos, documentación y siendo el total de dinero engañado mayor a 250.000 euros, contabilizándose mucho más de 550 operaciones efectuadas por esta red criminal en un corto periodo de tiempo de tiempo.

La Policía Nacional da por desarticulado el conjunto criminal con la detención de 26 personas a los que se considera supuestos causantes de los delitos de pertenencia a organización criminal, estafa, usurpación de identidad y falsedad reportaje.

Más información

Desmantelan una red que estafó mucho más de 250.000 euros con tarjetas de repostaje en Cataluña, Valencia y Tenerife