• martes 31 de enero del 2023

Delegación del Gobierno, Ejecutivo canario o cabildos detallan su repulsa al asesinato de Hayate

img

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, diez Ene.

El encargado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, participó este martes en una de los minutos de silencio que las distintas instituciones en el archipiélago han festejado para condenar el homicidio de la última víctima de crueldad de género, Hayate, que murió en la noche del domingo en Adeje, en la isla de Tenerife, presuntamente a manos de su expareja.

Pestana mostró su tristeza frente al "muy mal final de año y muy mal comienzo de año" con relación a las muertes por crueldad de género, más allá de que puso en valor el deber de todas y cada una de las instituciones "en la pelea contra esta lacra de esta sociedad".

En este sentido, ha expuesto en afirmaciones a los cronistas la necesidad de insistir en el "cambio de mentalidades, cambios de la educación de los hombres" en lo que se refiere al respeto a los derechos y libertades de todos.

"Todos aspiramos a una vida sin dependencia y con el reconocimiento y respeto de todos y cada uno de los derechos y libertades", apuntilló para añadir que es una cuestión que hay que predicar con las mujeres y es ahí donde se debe "trabajar en las mentalidades de la multitud que vive" en España.

Esto, añadió, "se pelea poniéndolo encima de la mesa" y en un caso así ha considerado que el Gobierno central es "intrépido poniendo encima de la mesa medidas que son vanguardista en el planeta jurídico", al tiempo que invita a toda la ciudadanía a asistir cooperando en la protección de las víctimas con las demandas, con el intento de protección de exactamente las mismas.

Pestana deseó poner énfasis que en la situacion de Hayate hay además de esto "un niño que es un héroe, intentado proteger a su madre".

El Gobierno de Canarias, por su lado, asimismo ha convocado un minuto de silencio en el que estuvo presente el presidente canario, Ángel Víctor Torres, y la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, en Gran Canaria, al paso que la directiva del Instituto Canario de Igualdad, Kika Fumero, lo hizo desde Tenerife.

En el acto se ha leído un manifiesto con el que el Gobierno canario condena los hechos y con el propósito de tener presente la causa de la pelea día tras día contra la crueldad machista y que "el silencio jamás mucho más vuelva a ser la contestación frente a un caso de asesinato machista".

Otra de las instituciones en sumarse a la condena al asesinato de Hayate fué el Cabildo de Lanzarote en un acto donde la presidenta de la institución insular, María Dolores Corujo, ha lamentado el diciembre "negro" que ha vivido el país con relación a las víctimas fatales por crueldad machista, apuntando que hablamos de una "lacra que deja un ámbito triste y escabroso, a la par que alarmante".

Por ello, estimó que las gestiones públicas deben "proseguir haciendo un trabajo para prosperar en las ayudas y atención de las víctimas y para intentar eliminar un inconveniente" que se arrastra y que "se ha acentuado de forma preocupante" en las últimas datas.

Hayate tenía 46 años y su presunto asesino, su expareja, 44 años, y en el instante de los hechos fue entre los hijos de la mujer quien trató de defenderla.

Según datos del Gobierno de Canarias, con este último asesinato son 102 las mujeres que han fallecido por crueldad de género en el archipiélago desde el año 2003, en el momento en que se empezó a computar de manera oficial y según la Ley 16/2003, de 8 de abril, de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género de la Comunidad Autónoma Canaria que asimismo contempla los homicidos machistas fuera del ámbito de la pareja o expareja.

Más información

Delegación del Gobierno, Ejecutivo canario o cabildos detallan su repulsa al asesinato de Hayate