Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Clavijo afirma que el Gobierno canario protegerá el turismo sin comprometer su futuro.

Clavijo afirma que el Gobierno canario protegerá el turismo sin comprometer su futuro.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha afirmado que el Gobierno canario no pondrá en riesgo la industria turística, aunque reconoce la necesidad de revisar el modelo actual y desafía a quienes exigen cambios a especificar qué modificaciones proponen.

Clavijo reveló que se ha iniciado desde el Gobierno de Canarias una conferencia de presidentes insulares y se han creado cinco grupos de trabajo, con una comisión liderada por la consejera regional de Turismo, Jéssica de León, para abordar el turismo y la distribución equitativa de los recursos generados por este sector. "Escucharemos a todas las partes y participaremos activamente," subrayó.

Sin embargo, advirtió que su gobierno no actuará con mera apariencia ni comprometerá la principal fuente de ingresos del archipiélago.

"Colaboraremos con las universidades públicas, con los colectivos, pero como hemos hecho con la legislación de alquiler vacacional y el decreto de vivienda, estamos aquí para tomar decisiones. Sabemos que no siempre seremos populares, pero defenderemos con bases científicas las decisiones que se tomen. Es necesario revisar el sector turístico, revisar el modelo," agregó.

Dirigiéndose a la oposición, afirmó que aquellos que abogan por un cambio de modelo deben especificar en qué consistirá ese cambio, criticando que ahora lo soliciten después de no haber tomado medidas al respecto durante su mandato en la última legislatura.

Clavijo destacó que el turismo es un sector exitoso en Canarias, pero reconoció que su constante crecimiento está generando desafíos y tensiones sociales. Propuso gestionar esta riqueza de manera que beneficie más a Canarias, se refleje en salarios más altos y mejore el bienestar general de la población.

"Ese es nuestro desafío," concluyó, recordando que cuando estaban en la oposición ya advirtieron sobre la necesidad de abordar la situación económica tras la crisis turística, algo que no hicieron quienes estaban en el poder en aquel momento.