• miércoles 1 de febrero del 2023

Catedrática de la Ulpgc informa de que "es mucho más simple llevar a cabo la moratoria que regular la vivienda de vacaciones"

img

Josefina Domínguez acepta que es fuente de "enfrentamientos" y destaca la vinculación entre piso turístico y desahucios en ciertos distritos

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 23 Ene.

La catedrática de Geografía Humana de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc), Josefina Domínguez, ha advertido este lunes de que "es mucho más simple realizar la moratoria que regular la vivienda de vacaciones" dado el perfil heterogéneo de los dueños y a que es rivalidad de los municipios vía ordenanza.

"La ordenación es muy complicada", indicó en una intervención en el Parlamento frente a la comisión de estudio del reto demográfico donde ha remarcado, sin embargo, que el encontronazo de esta manera turística hay que estudiarla en hondura en Canarias por el hecho de que el modelo no es exactamente el mismo que el de Baleares y por consiguiente es imposible facilitar en limitar la adquisición para los no habitantes.

De hecho, indicó que según una encuesta desarrollada por la Universidad, el 20% de los habitantes en Canarias tiene una segunda vivienda.

Domínguez sí ha alertado de la relación que hay entre el apogeo de la vivienda de vacaciones y los desahucios, poniendo como un ejemplo el vecindario de Guanarteme, en Las Palmas de Gran Canaria, mientras que ha incidido en el aumento de la adquisición de vivienda en El Hierro --"la isla está de tendencia"-- o el apogeo de esta manera en Los Llanos de Aridane o Santa Cruz de La Palma.

Ha aceptado que la vivienda de vacaciones "crea enfrentamientos" y ha insistido en que "no es tan simple" regularla por el hecho de que la propiedad es muy complicada, aun a cargo de enormes fondos de inversión.

"Escapan a nuestro control y hace mucho más bien difícil la ordenación territorial, por el momento no solo es la moratoria, se filtra de manera invisible en el territorio, es una exclusiva etapa del capitalismo digital", ha añadido.

Domínguez ha apuntado que el archipiélago "no es una caja donde cabe un número de preciso de personas, es dependiente de pautas de consumo y producción", y por este motivo, está en oposición a tomas medidas demográficas de manera unidireccional sino más bien siempre y en todo momento con relación a el territorio.

Ha señalado que "el bien mucho más apreciado" de un territorio es la población, "como los elementos humanos en cualquier compañía" con lo que ha pedido distanciarse de las "visiones apocalípticas" que detallan los medios sobre la inmigración y el aumento demográfico.

En esa línea indicó que envejecimiento y también inmigración "son un desafío" pero asimismo una "expresión de modernidad popular" y que refleja la "salud" de la sociedad.

Ha señalado que Canarias está en desarrollo vegetativo negativo, entre otras muchas cosas por el cambio de "papel" de la niñez en la sociedad ya que hasta los años 50 se incorporaban como agentes "productivos", en especial en la agricultura, y en este momento "son dependientes" y requieren mayor inversión en su porvenir.

Asimismo, dijo que la mujer pasó de ser "regida por un hombre" y achicada a "proletaria agrícola" a transformarse en empresaria y "liderando transformaciones económicas". "Cambia su actitud frente a la reproducción", ha señalado.

Ha señalado asimismo que las familias son menos varias pero hacen falta mucho más casas gracias a los divorcios y que los jubilados ayudan en la crianza de los nietos al paso que en el campo del empleo ha solicitado una visión "cualitativa y no solo cuantitativa" ya que los inmigrantes llenan trabajos en la construcción, la agricultura, la dependencia, el servicio familiar o los menos cualificados en el turismo.

Ha lamentado la "incapacidad" de Canarias para producir una economía mucho más productiva gracias a la rivalidad entre territorios y su lejanía y fragmentación, que ha derivado en un "aumento sostenido" del ámbito servicios, con mucho más del 80% de los trabajadores.

Domínguez ha subrayado el prominente desarrollo demográfico de Canarias a lo largo del cambio de silo, al calor del avance de la construcción y el turismo, el "encontronazo belicoso" que tuvo la 'crisis del ladrillo' y después una restauración truncada en este momento por la pandemia.

Ha señalado que las capitales insulares perdieron población a lo largo de la pandemia a favor de ayuntamientos apartados y rurales más allá de que ese fenómeno "se está desinflando", y si bien hay una inclinación al envejecimiento en las islas todo va a depender de como se comporten la población joven y la inmigración.

Ha aceptado la "densificación" de las ubicaciones ribereñas --si bien venía de antes por los cultivos de exportación--, el desarrollo de las periferias --puso el ejemplo de Candelaria-- y el envejecimiento en los pueblos y las enormes urbes, donde además de esto, hacen faltan políticas de regeneración de vivienda. "Los inmuebles avejentan mal", indicó.

Ha apelado a eludir la "guetización" de los inmigrantes, como sucede en varias ciudades con alquileres de casas de poca calidad para latinos y africanos y en oposición al caso opuesto de "urbanizaciones de británicos y alemanes que se autoexcluyen".

Sobre la restricción de privilegios de trabajo ha comentado que es "bien difícil" desde el criterio jurídico pues "es imposible cerrar puertas a los italianos que desean hacer una pizzería", mientras que ha defendido el aporte a pueblos de las islas de varios negocios de emprendo res extranjeros.

"La inmigración crea emprendimiento y hace mas sostenible la economía local", ha comentado, resaltando que "ahora es imposible decir" tampoco de manera fácil que las islas verdes "son avejentadas y pobres" en oposición al sur de Tenerife y Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura.

La catedrática no ha escondido tampoco la "presión geoestratégica" de Marruecos sobre Canarias que hace "visible" que el archipiélago prosiga recibiendo inmigrantes africanos y menores no acompañados, más allá de que conciben a las islas como "sitio de arribada" y "trampolín" para pasar a la Península. "Es más esencial la emigración sudamericana", ha señalado.


Más información

Catedrática de la Ulpgc informa de que "es mucho más simple llevar a cabo la moratoria que regular la vivienda de vacaciones"