Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Canarias lidera en índice de divorcios con 51,8 por cada 100.000 habitantes

Canarias lidera en índice de divorcios con 51,8 por cada 100.000 habitantes

Los órganos judiciales de Canarias registraron en el tercer trimestre de 2023 la tasa más alta del país de demandas de disolución matrimonial por cada 100.000 habitantes, según datos del Consejo General del Poder Judicial.

Entre julio y septiembre de 2023, los juzgados civiles del archipiélago recibieron un total de 1.147 demandas de separaciones, divorcios o nulidades matrimoniales, un 0,9% menos que en el mismo periodo de 2022.

Esto supone una tasa de 51,8 rupturas de matrimonio por cada 100.000 habitantes, la más alta de España en ese periodo, por encima de la Comunidad Valenciana y La Rioja.

En comparación, la media nacional fue de 40,8 rupturas matrimoniales por cada 100.000 habitantes, siendo el País Vasco la comunidad con la tasa más baja (33,2).

A nivel nacional, las demandas de disolución matrimonial se mantuvieron similares a las registradas en 2022, con un incremento interanual del 0,5% en el tercer trimestre de 2023.

En cuanto a los tipos de demandas, los divorcios de mutuo acuerdo disminuyeron un 0,2%, mientras que los divorcios no consensuados aumentaron un 1,5% en comparación con el año anterior.

En el caso de las separaciones, las no consensuadas se redujeron un 6,3% y las consensuadas aumentaron un 6,7%.

Las demandas de nulidad fueron un 17,6% inferiores a las registradas en el tercer trimestre de 2022.

Si se relaciona el número total de demandas de disolución matrimonial con la población, Canarias, la Comunidad Valenciana y La Rioja son las regiones con las tasas más altas por cada 100.000 habitantes.

En cambio, el País Vasco, Castilla y León, Madrid y Navarra presentaron las tasas más bajas.

Además, se registraron un total de 4.664 demandas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales consensuadas, que aumentaron un 5% respecto al año anterior.

Por otro lado, las modificaciones de medidas consensuadas experimentaron un aumento del 7,4%, mientras que las no consensuadas aumentaron un 2,5%.