• viernes 07 de octubre del 2022

Canarias lanza su cuarto plan de adicciones y alarma de los peligros de las novedosas tecnologías

img

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 31 Ago.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, mediante la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS), ha elaborado el 'IV Plan Canario sobre Adicciones 2022-2024' que, tras ser aprobado por el Consejo de Gobierno, va a ser remitido al Parlamento para su aprobación determinante.

Este archivo abre la puerta como adicción nuevo la aptitud de las tecnologías de la información y comunicación, el aumento del consumo de ciertos medicamentos con un prominente poder adictivo, o la fuerte vinculación del consumo de drogas con la crueldad de género, lo que expone la necesidad continua de capacitación y actualización de las políticas y de las actuaciones a desarrollar en este ámbito, recopila una nota de la Consejería de Sanidad.

Este cuarto plan es resultado de la colaboración de distintas instancias, gestiones públicas, entidades sin ánimo de lucro del tercer ámbito, agentes sociales y expertos en la materia y está enmarcado en la Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024 del Plan Nacional sobre Drogas, vigente hoy día, en armonía con la misión, principios, valores y objetivos.

El 'IV Plan Canario sobre Adicciones' se enfoca en cinco áreas de actuación como prevención y sensibilización para achicar los componentes de peligro y acrecentar la protección en oposición al consumo de drogas y otras formas de proceder susceptibles de producir adición; atención integral amoldada a las novedosas realidades de las adicciones y diferentes concretes; de qué manera achicar o limitar las secuelas negativas de las adicciones; acciones para sensibilizar con el cumplimiento de la normativa vigente a las distintas instituciones públicas; reducción de la oferta y otras cuestiones similares con formas de proceder adictivas desde un enfoque integral y coordinado y ofrecer soporte y acompañamiento para la capacitación de los expertos y también investigación en adicciones.

Según las investigaciones epidemiológicas 'Edades' y 'Estudes' las drogas mucho más consumidas en Canarias son el alcohol, el tabaco y los hipnosedantes, siendo el cannabis la sustancia ilegal que muestra una mayor prevalencia.

La Consejería apunta que es esencial entender y advertir precozmente las prevalencias y los patrones de consumos para diseñar y realizar políticas públicas eficientes en la reducción de daños socios al consumo de substancias o comportamentales.

Asimismo, apunta que la Atención Primaria desempeña un papel primordial puesto que es en este ámbito asistencial en el que se tienen la posibilidad de advertir los primeros síntomas de las adicciones y lugar desde donde se articula la derivación y régimen de manera integral con las entidades preparadas de adicciones, de esas personas que han creado un trastorno adictivo.

Por otro lado, la aparición conjunta de trastorno adictivo y trastorno mental necesita la implicación y coordinación con la red de salud psicológica para unificar tratamientos y ofrecer contestación eficiente a este problema médico pública, señala.

Asimismo, este plan considera de suma importancia la prevención y la promoción de la salud desde un enfoque comunitario y participativo.

Por ello, incluye actuaciones de prevención a población general (universal), bajo riesgo (selectiva) y aquella ahora perjudicada (indicada). Desarrollando actuaciones de reducción de peligros y la promoción de estilos y hábitos de vida saludables en los ámbitos educativo, familiar, comunitario, ocio y momento de libertad, laboral y medios.

Más información

Canarias lanza su cuarto plan de adicciones y alarma de los peligros de las novedosas tecnologías