• miércoles 1 de febrero del 2023

Canarias entre las CCAA que tiene menos plazas residenciales con financiación pública

img

MADRID/LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 Ene.

Canarias, al lado de la Comunidad Valenciana, se ha ubicado como la red social que tiene menos plazas residenciales para mayores de 65 años, al fijarse el archipiélago en un 1,8 por ciento en el momento en que la media nacional está en un 2,63 por ciento, según revela un informe de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

Así el archipiélago tiene 9.927 plazas residenciales entre públicas y privadas, de las que un 32,4 por ciento están financiadas por lo privado, al paso que el 67,6 por ciento sobrante son públicas.

Actualmente, y según este informe, Canarias tiene un déficit de 8.709 plazas residenciales para lograr la ratio de 5 por cada cien personas mayores de 65 años.

En el grupo nacional, el número de plazas en viviendas de mayores se incrementó un 2% en 2021 hasta lograr las 397.443 (7.766 mucho más que el año previo), tras el "estancamiento" en 2020 por la pandemia de la Covid-19, si bien asimismo ha incrementado el déficit de plazas residenciales, de manera que aún se precisan 76.350 para lograr las 5 plazas por cada cien personas mayores de 65 años que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Los datos últimamente publicados por el IMSERSO semejan señalar un desarrollo del ámbito residencial en 2021, tras el estancamiento registrado el año previo como resultado del colosal encontronazo del Covid-19 en estos centros. Se expone que las viviendas prosiguen siendo una enorme necesidad en este país, por el aumento de población de avanzada edad y en ocasiones de dependencia y necesidad de cuidados de extendida duración", apunta la asociación en un aviso recogido por Europa Press.

Por ello, precisa que, pese al aumento de plazas residenciales, su déficit prosigue incrementando. Así, si en 2014 faltaban 53.103 plazas para lograr la ratio del 5%, en el último año este déficit consigue las 76.350.

Además, la asociación advierte de que, sabiendo la demanda que hay en la actualidad sin atender, serían primordiales por lo menos 35.000 plazas residenciales para la gente con dependencia severa (Grado II) o enormes dependientes (Grado III), que están en la lista de espera o 'limbo' de la dependencia.

Según los últimos datos oficiales del IMSERSO, 80.862 personas con Grado II y III están en lista de espera para ser atendidas, a las que hay que sumar 60.000 atentos de apreciar, que de forma previsible conseguirán uno de esos grados, lo que eleva el número hasta las 140.862 personas, de las que, aplicando asimismo los porcentajes recientes de personas atendidas, una de cada 4 demandaría un servicio residencial en plaza pública, concertada o en prestación económica enlazada a ese servicio.

Según el estudio, las comunidades con mayor déficit de plazas son Andalucía y la Comunidad Valencia, con 31.475 y 23.485 respectivamente. Mientras, en cinco comunidades prosigue habiendo un exceso de plazas, entre aquéllas que resalta Castilla y León, con 17.503, seguida de Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura y Asturias.

Respecto a la financiación, mucho más de 6 de cada diez plazas residenciales de mayores son de financiación pública (el 62,7%), lo que incluye plazas en centros públicos, plazas concertadas en centros privados y plazas que se financian con la prestación enlazada al servicio.

Según el informe, el porcentaje de plazas de financiación pública fué incrementado "levemente", pero se ha "estancado" en los tres últimos años, en 2,63 plazas por cada cien personas mayores de 65 años.

Las comunidades con mayor cobertura de plazas de financiación pública son Castilla y León y Castilla-La Mancha, consecutivas de Extremadura y Aragón. Por el opuesto, las que menos plazas de financiación pública tienen son Canarias y la Comunidad Valenciana, no alcanzando la última un 1,5%. Por su parte, Madrid es la única red social donde las plazas de forma exclusiva privadas tienen una cobertura mayor (2,53%) que las de financiación pública (1,83%).

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales advierte de que la ratio que se emplea para deducir la necesidad de plazas residenciales, tomando como referencia la población mayor de 65 años (5%) resulta "claramente indebida" en la sociedad de hoy puesto que la media de edad de la gente mayores en vivienda se ubica cerca de los 85 años.

Por ello, pide al IMSERSO que sugiera al Consejo Territorial un convenio para fijar "una ratio mucho más correcta a la sociedad de hoy y a la situación y solicitudes de la gente mayores, contando para esto con el consejos de las organizaciones científicas y las entidades del campo".

También ten en cuenta que el Ministerio de Derechos Sociales anunció un convenio con el Instituto Nacional de Estadística (INE) para integrar los centros residenciales en el Plan Estadístico Nacional en 2022 pero advierte de que ha finalizado el año sin que el INE haya anunciado estos datos.

Más información

Canarias entre las CCAA que tiene menos plazas residenciales con financiación pública