Cabildo de Tenerife y Disa destinarán 86 millones para impulsar energía geotérmica

Cabildo de Tenerife y Disa destinarán 86 millones para impulsar energía geotérmica

El ITER, Instituto Tecnológico de Energías Renovables, ha estimado la probabilidad de éxito de un proyecto de energía geotérmica en un 60%. Además, se baraja la posibilidad de construir una central con un presupuesto de alrededor de 170 millones de euros.

Un consorcio público-privado conformado por el Cabildo de Tenerife y la compañía Disa invertirá hasta 86 millones de euros para llevar a cabo sondeos en tres zonas de la isla y desarrollar así la energía geotérmica. El proyecto comenzará en 2025 y se espera obtener los primeros resultados a finales de ese año.

La mitad de la inversión, 43,1 millones, procede de ayudas del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico. El resto será financiado en un 25% tanto por el Cabildo como por la compañía Disa. Sin embargo, es posible que no sea necesario completar toda la inversión si las primeras etapas del proyecto tienen éxito.

Se explorarán tres zonas de más de 150 kilómetros cuadrados en el oeste, sur y centro de la isla. El objetivo de este proyecto es ayudar a convertir a la isla en un lugar 100% sostenible y con una energía limpia y estable. Según la presidenta del Cabildo, Rosa Dávila, la energía geotérmica ofrece una mayor garantía de continuidad en comparación con la fotovoltaica y la solar.

Canarias es considerada la región de España con mayor potencial geotérmico, y Tenerife es la isla con mayor potencial. Existe una probabilidad cercana al 60% de encontrar un recurso explotable en la isla. Nemesio Pérez, director del área de Medio Ambiente del ITER, ha destacado que cada sondeo costará alrededor de 10 millones de euros y tendrán una profundidad máxima de 2,5 kilómetros, sin afectar los acuíferos ni el ecosistema de la isla.

La energía geotérmica tiene costos competitivos y una menor huella de carbono en comparación con la fotovoltaica y la solar. Además, requiere menos espacio, lo cual es beneficioso para un territorio limitado como Canarias. Un ejemplo exitoso de geotermia es el caso de las Islas Azores, donde esta fuente ya aporta más del 40% de la generación eléctrica de la isla.

Según Juan José Martínez, consejero de Innovación, Investigación y Desarrollo, este proyecto es de gran importancia para el futuro de la isla, ya que permite avanzar hacia la soberanía energética y reducir la dependencia de combustibles fósiles. Además, se espera que la geotermia ofrezca un respaldo constante al sistema eléctrico, a diferencia de otras fuentes como el viento y el sol.

En caso de éxito en los sondeos, el Cabildo tiene planes de construir una central geotérmica de al menos 30 megavatios, con un costo aproximado de 170 millones de euros. Joaquín Gurriarán, director de DISA Renovables, ha destacado que este proyecto es una oportunidad para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ayudar a rebajar la tarifa de generación eléctrica.

En conclusión, este proyecto de energía geotérmica en Tenerife se presenta como una oportunidad para lograr mayor autonomía energética y reducir la dependencia de combustibles fósiles. La geotermia ofrece ventajas en términos de costos y huella de carbono, y aunque no hay certezas, se estima que existe una alta probabilidad de éxito en la explotación de este recurso en la isla.

Tags

Categoría

Islas Canarias