Crónica Canarias.

Crónica Canarias.

Activistas se declaran en huelga de hambre para pedir suspensión de turismo en Canarias

Activistas se declaran en huelga de hambre para pedir suspensión de turismo en Canarias

En Tenerife, un grupo de activistas ha iniciado una huelga de hambre para exigir una moratoria turística inmediata en Canarias, acompañados por casi 200 personas en La Laguna.

Estos manifestantes piden la paralización de la construcción de un hotel en La Tejita y del proyecto turístico Cuna del Alma, cerca del Puertito de Adeje, además de proponer la creación de asambleas ciudadanas para definir el futuro modelo de desarrollo del archipiélago.

Advierten que Canarias está agotada y que la manifestación del 20 de abril será un punto de inflexión para cambiar un modelo turístico insostenible con sueldos bajos, escasez de viviendas y daños ambientales.

Por otro lado, critican al presidente de Canarias, Fernando Clavijo, acusándolo de favorecer proyectos turísticos y de no escuchar las demandas de la población.

Los manifestantes destacan la importancia de que los ciudadanos participen en decisiones de cambio real, rechazando la 'turismofobia' pero reconociendo la necesidad de concienciar a los turistas sobre la situación del archipiélago.

Consideran que la huelga de hambre es histórica y critican el modelo turístico depredador, resaltando el valor de los huelguistas que ponen su vida para detener la destrucción.

Víctor Martín, portavoz de la plataforma 'Canarias se agota', lamenta la falta de negociación por parte del Gobierno de Canarias y exige garantías por escrito de paralización de los proyectos en La Tejita y el Puertito de Adeje, así como una moratoria turística inmediata.

Destaca que es un tema de voluntad política y no de legalidad, y critica la responsabilidad del Ayuntamiento de Adeje en el proyecto 'Cuna del Alma'.

Martín subraya la importancia de definir un futuro para Canarias con tranquilidad, deteniendo la actividad actual y con la máxima participación ciudadana en decisiones como la moratoria turística.

Los manifestantes apoyan a los huelguistas con mensajes como "Canarias no se vende, se ama y se defiende" y critican el crecimiento desorbitado que afecta a la naturaleza y la calidad de vida de los residentes.